Peruana fue premiada en feria de inventos en Corea del Sur

0
497
Peruana fue premiada en feria de inventos en Corea del Sur
Peruana fue premiada en feria de inventos en Corea del Sur

Gracias a su invención, Kelly Curasi obtuvo la medalla de plata en la Feria de Inventos KIWIE 2023

A los 35 años de edad, Kelly Curasi, una destacada inventora peruana, recibió reconocimiento internacional por su labor en la Feria de Inventos de Mujeres KIWIE 2023 en Corea del Sur. En dicho evento, obtuvo seis medallas para el país: una de oro, dos de plata y tres de bronce. Su pasión por la innovación, combinada con su amor por los gatos, la condujo a desarrollar un novedoso material utilizando cáscaras de piña, el cual utiliza para confeccionar rascadores para gatos. Este proyecto le valió la medalla de plata en esta prestigiosa competición que celebra la inventiva femenina a nivel global.

Por lo general, los rascadores para mascotas se fabrican con cartón, fibras vegetales o materiales sintéticos, lo que no es amigable con el medio ambiente. El invento de Kelly Curasi, en colaboración con la ingeniera y docente de la Universidad Peruana del Norte (UPN) Ruth Manzanares, propone un nuevo material para la fabricación de estos rascadores, utilizando cáscaras de piña.

“De esta forma, los restos que se desprendan del rascador se desecharán en el jardín o macetas para luego servir como material fertilizante, dando un segundo uso a los restos del producto, aprovechando todo el material y creando conciencia en el cuidado de nuestro entorno y dando comodidad a nuestras mascotas”, detalló Curasi.

Convivir con siete gatos en su hogar inspiró a Kelly Curasi a desarrollar un novedoso material destinado a la creación de accesorios para sus felinos. Lo intrigante es que esta joven inventora no tiene una formación académica relacionada con la ciencia o la ingeniería; actualmente, está cursando una maestría ejecutiva en Administración de Empresas en la UPN, y anteriormente estudió gastronomía.

No obstante, su innata curiosidad la llevó hacia el mundo de la ciencia, y junto con la ingeniera Ruth Manzanares, decidieron aventurarse en la creación de nuevos materiales utilizando desechos de frutas e incluso pelo de gato.

“Empezamos a investigar los residuos que más llegan a los contenedores de basura y uno de ellos son las cáscaras de las frutas y la piña es una cáscara dura que se demora en descomponer. Buscamos la forma de transformarla en un material seco que no tenga olores o al menos reducirlo, ni humedad y optamos por secarlo en frío a 10 grados. Finalmente lo unimos con diferentes materiales para que todo sea orgánico, fueron varios meses de ensayo y error hasta que mis gatitos quienes dieron el visto bueno y felizmente les gustó”, comentó.

Leer más:

CubeSats in Perú fomenta la tecnología espacial en los jóvenes

En total, se crearon cinco prototipos iniciales, y Kelly tiene la esperanza de que se desarrollen muchos más con el respaldo de las empresas que opten por respaldar este tipo de innovaciones.

Hasta ahora, Kelly Curasi Anchayhua ha obtenido un total de 17 patentes, de las cuales 15 son patentes de invención y las otras dos son patentes por modelo de utilidad. Este logro no habría sido posible sin el apoyo de los CATI (Red Nacional de Centros de Apoyo a la Tecnología y la Innovación) presentes en diversas universidades del país. Gracias a la orientación y supervisión proporcionada por los CATI, innovadores como Kelly han tenido un proceso más sencillo para patentar sus inventos.

Actualmente, la UPN se destaca como una de las principales universidades del país en la generación de patentes tanto de invención como de modelo de utilidad. “Lo que buscamos nosotros es desarrollar algo que no existe en el mundo”, subrayó.