Padre asfixia y quema a hija de 11 meses

0
826
Padre asfixia y quema a hija de 11 meses
Padre asfixia y quema a hija de 11 meses

Se justifica diciendo que no tenía dinero para criarla y que tenía problemas con su pareja

Una pareja de jóvenes acabó con la vida de su bebé de once meses de nacida, argumentando que no tenían dinero para criarla y que atravesaban por problemas conyugales. Los desalmados padres asfixiaron a la menor y luego quemaron su cuerpo en las alturas de un cerro en Carapongo – Huachipa, pensando que su macabro crimen no sería descubierto.

El director de la Policía, general Richard Zubiate afirmó que fue la tía de la menor, Karina Fernández Roca (26), denunció el hecho en la comisaría de Chaclacayo, acusando a su hermano, Ronaldo Fernández Roca (19) y su cuñada Cirila Ramos Quispe (18).

“La joven pareja no supo contestar sobre la desaparición de la menor, cayendo en diversas contradicciones, por lo que se determinó la detención de ambos, mientras se continuaban con las pesquisas correspondientes”.

Según la Policía el crimen ocurrió el pasado 21 de setiembre, en el AA.HH. Hijos de Carapongo, Huachipa (Lurigancho).

Ante la policía, Karina Fernández, afirmó que recibió una llamada que la alertó de la muerte de su sobrina V.S.N.F.R. Tras llegar a la vivienda, ubicada en la manzana G, lote 7 del AA.HH Hijos de Carapongo y preguntar por ella, los padres solo atinaban a decir que había muerto.

Ya en la dependencia policial, el padre de la menor indicaba que la bebé había fallecido atragantada, mientras la madre aseguraba que había muerto porque el gato durmió con ella. Tras el crimen, los padres quemaron el cuerpo de la niña con thiner en el cerro.

Posteriormente, acorralada por las pruebas, Cirila Ramos señaló a su conviviente como la persona quien asfixió con sus manos a su hija,  y que luego con su ayuda la llevaron a uno de los cerros de la zona y quemaron su cadáver. “Para el éramos un estorbo”, afirmó la joven madre. Se sabe que Ronaldo Fernández, pese a su corta edad, ya tiene dos hijos

Vecinos de la zona casi linchan a los padres cuando acompañados de la policía llegaron hasta la sinuosa zona donde abandonaron los restos de la menor, a un kilómetro y medio de donde viven. Posteriormente fueron puestos a disposición del Ministerio Público.