Nunca se reveló la identidad del asesino conocido como Jack el Destripador

0
196
Jack el Destripador
Jack el Destripador

Los asesinatos perpetrados por Jack el Destripador son una buena referencia de cómo era la zona este de Londres en los tiempos victorianos. La llegada masiva de inmigrantes irlandeses, rusos, y de otros países del este de Europa colmó Londres hasta llevarla al punto de la sobrepoblación, las condiciones de vivienda y hábitat rozaban prácticamente en la pobreza. Los crímenes, el alcoholismo, y la prostitución también eran bastante comunes en el este de Londres para esa época, y le dieron a la zona una mala reputación caracterizada por la inmoralidad y el pecado, que luego fueron personificadas en Jack El Destripador y sus crímenes.

Tuvo al menos cinco víctimas en el área de Whitechapel (Londres)

¿POR QUÉ ES TAN FAMOSO?

Diversas películas y series de televisión han estado inspiradas en Jack El Destripador y son cientos las teorías que se han propuesto con respecto a la verdadera identidad del personaje, pero ¿qué es de este caso tan especial que continúa interesándonos aún después de 130 años? Después de todo, Jack El Destripador solo asesinó a cinco personas (ya hablaremos de esto…), eso no lo convierte en el asesino serial más macabro de todos los tiempos, pero entonces ¿cómo es que todos conocemos su nombre?

Existe una razón para esto, y es que los periódicos de aquella época se enamoraron completamente de esta historia. Los asesinatos contaron con una gran cobertura de los medios tanto locales como regionales y extranjeros, logrando que la historia fuese conocida alrededor del mundo.

Leer también [El pequeño de la caja diabólica]

Algunos casos logran captar la atención pública y que todos se interesen en lo que sucede. El nombre «Jack El Destripador» (que fue posiblemente creado por algún periódico) reafirmó la infamia de este criminal y lo convirtió en una figura de culto. Aún más importante, los crímenes empezaron a percibirse como el resultado del caos social y el desorden de la era victoriana, y del East End de Londres específicamente.

¿QUIÉNES ERAN SUS VÍCTIMAS?

Hay cinco víctimas de Jack El Destripador que se cree fueron asesinadas en el lapso de 12 semanas. Todas ellas prostitutas, y excepto una, todas fueron brutalmente mutiladas. Las habilidades quirúrgicas del asesino han generado muchas especulaciones y hay quienes aseguran que se trataba de un doctor o un carnicero. Las víctimas fueron las siguientes:

  • Mary Nichols: 31 de agosto de 1888 – Fue descubierta en Buck’s Row (actualmente Durward Street, Whitechapel)
  • Annie Chapman: 8 de septiembre de 1888 – Descubierta en el patio trasero de 29 Hanbury Street, Spitalfields
  • Elizabeth Stride: 30 de septiembre de 1888 – Descubierta en el Dutfield’s Yard de Berner Street (actualmente Henriques Street, Whitechapel)
  • Catherine Eddowes: 30 de septiembre de 1888 – Descubierta en Mitre Square en la Ciudad de Londres
  • Mary Kelly: 9 de noviembre de 1888 – Descubierta en su casa, 13 Miller’s Court, de Dorset Street, Spitalfields.

Mientras muchos creen que el Destripador murió, fue encarcelado, o emigró luego de esos cinco asesinatos, los oficiales de la policía añadieron posteriormente cuatro víctimas más a su lista:

  • Rose Mylett: 19 de diciembre de 1888 – Descubierta en Clarke’s Yard, High Street, Poplar
  • Alice McKenzie: 9 de Julio de 1889 – Descubierta en Castle Alley, Whitechapel
  • The Pinchin Street torso: 10 de septiembre de 1889- Descubierto en Pinchin Street, Whitechapel
  • Frances Coles: 13 de febrero de 1891 –Descubierta en Swallow Gardens, Whitechapel

¿ALGUNA VEZ LO ATRAPARON?

Las extensas investigaciones policiales, los registros y expedientes creados, y la amplia cobertura mediática, nos permiten tener una idea detallada de cómo se llevaron a cabo las investigaciones en ese momento. Pero a pesar del arduo trabajo realizado por las autoridades y las más de 2000 personas que fueron entrevistadas, la policía nunca halló al culpable. La tecnología forense y policial de la época claramente no era tan avanzada como la que existe en la actualidad, y el East End de Londres estaba repleto de laberintos y callejones que hacían de la investigación una misión aún más complicada.

¡Sorprendentemente, se logró identificar a más de 100 sospechosos! Una de las hipótesis que mayor apoyo tienen con respecto al perfil de este asesino es que se trataba de un hombre educado y de clase alta, aunque esta creencia se encuentra fundamentada en la desconfianza y el temor que se sentía hacia los ricos en esa época, y en la explotación de las clases pobres por parte de los ricos.

La extensa lista de sospechosos incluye prácticamente a cualquiera que se haya encontrado remotamente vinculado al caso, así como a algunos otros que casi con total seguridad no tenían nada que ver con estos crímenes, como por ejemplo el nieto de la Reina Victoria, Lewis Carroll.

El nombre que ha sido mayormente relacionado con los asesinatos es el del abogado Montague John Druitt, quien fue hallado muerto en el río Támesis poco después de haberse perpetrado el último asesinato. Sin embargo, no existe suficiente evidencia que permita asegurar que él fue realmente Jack El Destripador.

El hecho de que el asesino nunca haya sido llevado ante la justicia solo aumenta el misterio entre quienes siguen el caso, y explica en gran parte por qué el infame asesino continúa siendo tan popular.

Leer también [Violador de la niña de Chiclayo fue encontrado sin vida en su celda]

LAS CARTAS

Otro aspecto del caso que ha generado bastante interés son las cartas enviadas por el asesino a la policía y a los periódicos. La más famosa de estas cartas fue titulada «Querido jefe», y estaba firmada por «Jack El Destripador», dando así al asesino el apodo legendario por el que se le conoce aún en la actualidad.

Aunque son muy altas las probabilidades de que esta carta realmente no haya sido escrita por el asesino sino por algún periodista para generar más interés en el caso (objetivo que claramente fue alcanzado), la existencia de esta carta desató el envío de cientos de cartas similares que estuvieron cerca de sabotear por completo las investigaciones policiales.

El interés por el caso de Jack El Destripador no hace más que continuar creciendo, al igual que la cantidad de detectives novatos que han decidido investigarlo, buscando nuevas pistas para finalmente dar con la verdadera identidad del asesino en serie más famoso de todos los tiempos.