Nicole Richie sufrió un riesgoso accidente que casi le cuesta la cabellera

0
92
Nicole Richie, la reconocida diseñadora de modas, planeó su fiesta de cumpleaños donde estuvo acompañada de familiares y amigos cercanos
Nicole Richie, la reconocida diseñadora de modas, planeó su fiesta de cumpleaños donde estuvo acompañada de familiares y amigos cercanos

Nicole Richie, la reconocida diseñadora de modas, planeó su fiesta de cumpleaños donde estuvo acompañada de familiares y amigos cercanos

Nicole Richie asustó a sus invitados y fans de redes sociales cuando de casualidad se prendió fuego con las velas del pastel. Esto, ocurrió en medio de la celebración de su cumpleaños 40.

La famosa diseñadora de moda cumplió un año más de vida y no quiso dejar que su celebración pasara desapercibida. Por ello, aprovechó la oportunidad y organizó una pequeña fiesta al aire libre. En esta se pudo ver a muchos de sus familiares y amigos más cercanos.

Luego de varias horas de estancia, Nicole Richie grabó un video para su perfil de Instagram donde salía su grandioso pastel blanco que resaltaba por la foto de ella cuando era una niña. Además, “Feliz cumpleaños Nicole”, se observaba en la torta.

Pese a que todo había trascurrido con alegría y serenidad, sonaron las alertas cuando la estadounidense decidió apagar las velas del pastel. La escena que algunos no vieron fue cuando al reclinarse su pelo se prendió fuego y terminó con algunas partes de su cabellera rubia chamuscadas.

Entre intentos por apagar, gritos desesperados y angustia, la oriunda de Berkeley, logró reducir el fuego en las puntas de su rubia melena. Asimismo, el fuego se extendió por una sección de su cuello Por esta razón, utilizó su blusa para reducirlo.

Felizmente, el hecho no pasó a mayores ni se convirtió en una experiencia desagradable a modo de bienvenida. Después de esto, la profesional de la moda escribió en Instagram: “Bueno… hasta ahora 40 es fuego”. Además, en tono de broma, su esposo Joel Madden comentó, “Eso es caliente”. Al final del día fue una interesante y peligrosa anécdota.