Miguel Grau: Héroe y Precursor del Derecho Humanitario

0
508
Miguel Grau: Héroe y Precursor del Derecho Humanitario
Miguel Grau: Héroe y Precursor del Derecho Humanitario

Miguel Grau, héroe y precursor del Derecho Humanitario en Angamos

Gracias al diario “el Peruano” nos hacer recordar que este 8 de octubre, los peruanos conmemoramos el glorioso combate naval de Angamos como un hito fundamental de nuestra historia. A pesar de la derrota del monitor Huáscar y la pérdida del gran almirante Miguel Grau en dicho conflicto, las lecciones de humanidad y honor que dejó este marino perduran como un legado invaluable para todos los ciudadanos.

Gabriel Valdivia, editor de Actualidad Fotografía, destaca la importancia de recordar a Grau no solo como un marino brillante sino también como un padre cariñoso, un ciudadano responsable y un político comprometido. Sus acciones y coherencia en todas estas facetas lo convierten en un modelo de virtudes que todos deberíamos seguir.

Debido a su conducta ejemplar durante el combate, el Congreso lo declaró en mayo pasado como precursor del Derecho Internacional Humanitario en conflictos navales. Esta iniciativa, propuesta por la Marina de Guerra del Perú y aprobada por el pleno del Congreso, reconoce el respeto que Grau mostró hacia la vida humana del adversario y su esfuerzo por evitar pérdidas innecesarias de vidas humanas.

En el artículo publicado en la Revista Peruana de Derecho Internacional, el capitán de corbeta Michel Laguerre Kleimann destacó que las acciones de Miguel Grau durante la Campaña Naval de la Guerra del Pacífico se alineaban con los principios del Derecho Internacional Humanitario, basado en el Convenio de Ginebra de 1864. Grau actuó sin un marco jurídico establecido y sin instrucciones por escrito, pero sus acciones estaban guiadas por su sentido de la humanidad y el derecho consuetudinario.

También puedes leer:

Escudo Solar con asteroide

Aunque las acciones humanitarias en la guerra marítima no eran nuevas en la historia mundial del siglo XIX y principios del XX, Grau fue pionero en esta parte del Pacífico sudamericano. Su enfoque se centraba en reducir el sufrimiento humano y evitar daños innecesarios, lo que refleja un cambio en la forma en que se concebía la guerra internacional en esa época.

El compromiso de Miguel Grau con la humanidad se evidencia en sus acciones al combate de Angamos. Rescató a los náufragos de la corbeta Esmeralda, ofreció trato humanitario a los prisioneros de guerra, y devolvió objetos y prendas de valor del capitán enemigo fallecido, Arturo Prat.

Varias iniciativas buscaban reconocer a Grau como precursor del Derecho Internacional Humanitario. En 2014, el vicealmirante Javier Bravo Villarán escribió un artículo al respecto, y la Asociación Nacional Promarina propuso un proyecto de ley en el mismo sentido. En 2019, la Cruz Roja Peruana lo reconoció como “Precursor Calificado del Derecho Internacional Humanitario en el Combate Marítimo”.

A pesar de que las instrucciones entregadas a Grau en 1879 no mencionaban explícitamente la Convención de Ginebra de 1864 ni la de 1868, su comportamiento durante el conflicto naval se alineaba con los principios humanitarios que estas convenciones promovían. Sus acciones en el combate y el trato a los prisioneros encajaban con los artículos de la Convención de La Haya de 1899, a la que el Perú se adhirió en 1903.