Lista de infusiones poderosas que sanan los males

0
99
Infusiones
Infusiones

En estos momentos que nos encontramos afrontando la pandemia del coronavirus, es necesario cuidar nuestra salud, por ello un gran aliado es la medicina natural y mejor aún las infusiones de hierbas que pueden contrarrestar los males.

Aprovecha sus propiedades naturales capaces de aliviar diversas enfermedades

1. Menta

La menta es un alimento muy utilizado en la cocina mediterránea pero también sirve para aliviar la tos en casos de resfriado, así como en otros tipos de problemas del aparato respiratorio.

Es utilizado entre las personas que tienen colon irritable ya que se cree que otra de sus propiedades curativas es que ayuda a reducir los espasmos del colon y a relajar los músculos intestinales. Además, por su aroma ayuda a reducir el mal aliento.

2. Tomillo

Además de sus funciones culinarias, esta planta tiene propiedades antioxidantes gracias a su contenido en flavonoides, que ayudan a incrementar las grasas saludables de las membranas celulares.

Por su riqueza en vitamina C, hierro y magnesio, es interesante valorar su potencial para prevenir las enfermedades cardíacas. Por otro lado, el aroma del tomillo se utiliza como repelente de insectos como los piojos.

3. Romero

El romero ha sido utilizado a lo largo de la historia, y todavía en la actualidad, como hierba aromática y medicinal. En el primer caso cabe destacar la utilización del romero como ingrediente de cocina para condimentar salsas, carnes asadas, etc.

Las propiedades medicinales que se atribuyen a esta planta con sus posibles efectos antioxidantes, antiinflamatorios y potenciadores del sistema inmunitario, que se asociarían a una mejora de la circulación o una reducción del riesgo de infecciones bacterianas, entre otros beneficios.

4. Diente de león

Se cree que tiene propiedades medicinales en relación a la salud del hígado, de la piel, del sistema digestivo o de los huesos, así como a la regulación de los niveles de azúcar en sangre (de manera que podría ser recomendable como complemento nutricional para las personas con diabetes mellitus).

Las contraindicaciones del diente de león incluyen los casos de gastritis, úlcera péptica, inflamación de la vesícula biliar u obstrucción de los conductos biliares, entre otros.

5. Hierbabuena

Con frecuencia se utiliza para hacer té y otras infusiones y se considera que, cuando se consume de este modo, podría servir como planta medicinal para tratar los problemas de digestión y la acumulación de gases, así como la inflamación, el dolor o las infecciones, en algún grado.

Resulta relativamente sencillo aplicar los cuidados adecuados a una planta de albahaca. Sobre todo es importante tener en cuenta que necesita mucha luz solar, o al menos una sombra poco intensa, y que debe estar en el exterior a temperaturas moderadas -mantenerla en ambientes muy fríos o calurosos supone un riesgo para esta hierba.

6. Orégano

El orégano (Origanum vulgare) es una hierba usada sobre todo como condimento culinario por su característico aroma. En esta utilización es muy popular en los países del Mediterráneo; por ejemplo, es un ingrediente esencial de la salsa boloñesa.

Como planta medicinal, el orégano ha sido utilizado con fines digestivos, antimicrobianos y antiinfecciosos. Es muy habitual tomarlo en forma de té para aliviar el dolor de garganta y otros problemas del aparato respiratorio.

7. Chilcuara

La chilcuara o chilca es considerada una planta curativa por muchas personas en América Latina, principalmente en Ecuador, en Perú y en México. En particular se habla de sus beneficios para la digestión y para el hígado. Su nombre científico es Baccharis salicifolia.

8. Flor de cayena (Hibiscus)

Hibiscus” o “hibiscos” es un término referido al género que engloba aproximadamente unos 150 tipos de plantas diferentes -incluyendo hierbas pero también arbustos y árboles. Se les atribuyen efectos beneficiosos para el cabello y para dormir mejor, y se toman a modo de infusión.

9. Cola de caballo

La parte de esta planta que contiene propiedades curativas son sus tallos, que una vez desecados se utilizan en infusiones o en cápsulas. Su función diurética la hace útil para aliviar leves infecciones de orina.

La cola de caballo también se ha popularizado su uso en dietas para bajar de peso, ya que fomenta la eliminación de líquidos. Su uso debería ser limitado en personas con hipertensión y afecciones cardíacas.