Hombre dedicado a la venta de emolientes muere tras explosión de balón

0
154
Hombre dedicado a la venta de emolientes muere tras explosión de balón
Hombre dedicado a la venta de emolientes muere tras explosión de balón

Lamentable suceso. La deflagración de un balón de gas en una vivienda dentro de una quinta ubicada en la cuadra 5 del jirón Teodoro Cárdenas, en el distrito de Lince, acabó con la vida de un hombre dedicado a la venta de emolientes que se disponía a salir a trabajar.

La víctima estaba saliendo con su carretilla cuando ocurrió la tragedia

La víctima fue identificada como Juan Osorio de la Cruz (53). Según se pudo conocer, al promediar las 5:30 a.m. del miércoles, el hombre estaba saliendo de su vivienda con su carretilla cuando se produjo la tragedia.

“Han estado cocinando. Hubo una fuga de gas y, aparentemente, no se habían dado cuenta; (luego) hubo una explosión. Producto de esto, una persona se cayó y lo alcanzó el fuego. Hay un fallecido”, aseguró el comandante del Cuerpo de Bomberos, Miguel Gallegos.

Producida la deflagración, los vecinos llamaron a los bomberos, quienes al ingresar al local encontraron el cadáver del comerciante sobre el piso. La onda expansiva afectó a otras tres personas, familiares del fallecido.

Leer también [Se compró vacunas contra el covid-19 cinco veces más que el total de la población]

“Solamente sentimos la explosión, nada más. Han sido como tres explosiones. Estuvimos llamando a los bomberos inmediatamente y viendo si es que se podía salir o no porque igual nos daba miedo el gas. El vecino falleció porque no ha podido salir, me parece”, relató una vecina del lugar.

Por su parte, otro morador del lugar lamentó no poder ayudar a los afectados. “Fue a las cinco de la mañana más o menos. Yo estaba despierto y escuché la explosión, pensé que era una llanta, pero cuando me percato de que era en la vivienda, me acerco para ver en qué puedo ayudar; tengo experiencia como bombero en Venezuela. Como la casa no tenía extintores, traté de agarrar a la persona que se estaba quemando, no pude hacer nada, me tuve que retirar y esperar a que lleguen las personas capacitadas para hacer la labor”, señaló.

Finalmente, Miguel Gallegos precisó que por precaución se llevaron a tres personas que habían estado con él, dos damas y un caballero hasta el Hospital Casimiro Ulloa. “No hay quemaduras, pero han estado en el ambiente. Por precaución, los hemos trasladado”, manifestó. Hasta la zona de la tragedia llegaron tres unidades del Cuerpo de Bomberos,