Guyana: del olvido al esplendor con los petrodólares

0
254

Guyana, el renacimiento, petrodólares transforman una nación y crean una nueva clase media emergente.

En un giro fascinante de destino, los hermanos Shiv y Hemant, quienes dejaron Guyana en 1982 en busca de oportunidades, regresaron 39 años después, atraídos por los petrodólares que han revitalizado la economía del país. Este movimiento marca el surgimiento de una nueva clase media en Guyana, transformándola en el “Dubái de Sudamérica”.

La bonanza petrolera, desencadenada por el descubrimiento de enormes yacimientos en 2015, ha catapultado a Guyana a ser una de las economías de más rápido crecimiento del mundo. El Fondo Monetario Internacional destaca un impresionante crecimiento del PIB del 184% entre 2019 y 2023, situándolo en US$14.700 millones.

La capital, Georgetown, se erige como un testimonio visual del cambio. Proyectos de infraestructura, desde hospitales hasta hoteles de lujo, se multiplican, impulsando sectores no relacionados con el petróleo con un crecimiento del 11.5% en 2022, según el FMI.

El empresario Shiv Misir refleja este auge a través de su agencia inmobiliaria especializada en propiedades de alto valor. Subraya que el dinero del petróleo ha dado paso a una nueva élite y a una clase media en ascenso. Misir destaca la seguridad que la gente siente y la participación en un cambio beneficioso para todos.

El aumento del PIB per cápita, alcanzando US$18.199 en 2022, más del doble de Brasil y triple de Guatemala, refuerza la narrativa de una Guyana transformada por la fortuna petrolera. La élite guyanesa, acostumbrada a estudiar en el extranjero y realizar compras internacionales, contribuye al auge económico y al surgimiento de negocios de élite.

El Amazonia Mall, con tiendas de lujo como Starbucks, simboliza este cambio. La antigua economía basada en la agricultura y la minería cede terreno a urbanizaciones lujosas y nuevas oportunidades empresariales.

Empresarios locales, como Richard Singh, ven un cambio en la clientela, con grandes corporaciones extranjeras buscando vehículos para sus empleados y ejecutivos. Singh, optimista sobre el futuro económico de Guyana, ve el país en un punto de inflexión similar a la transformación de Dubái.

La esperanza y la ambición se entrelazan en las historias de aquellos que presencian el resurgimiento de Guyana. En un giro esperanzador, Singh imagina un futuro donde la gente mire atrás y diga: “No puedo creer que eso fuera Guyana”. El país, inmerso en una nueva era de prosperidad, se prepara para un futuro prometedor.

Leer también:

Christian Cueva rompe su silencio y acepta infidelidad