Gripe: Mayor cuidado en los adultos mayores

0
365
Gripe en adultos mayores
Gripe en adultos mayores

La gripe es una infección de tipo vírico que se transmite con facilidad de unas personas a otras al igual que la influenza o el coronavirus. En personas mayores es especialmente importante prevenir estas enfermedades ya que pueden tener consecuencias muy graves para el bienestar cuando ya se encuentran debilitadas debido a la edad u otros problemas de salud.

Sigue estos consejos porque el frío se hará más intenso en la capital

El otoño y el invierno son las estaciones en las que el virus aparece con mayor frecuencia en nuestro país por lo que es importante empezar a tomar medidas para prevenir su contagio.

Los síntomas de la gripe y estas otras enfermedades son fiebre, malestar, fatiga, tos, dolor en la garganta, congestión nasal o dolor de cabeza, entre otros.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

  • Vacunarse contra las enfermedades virales. La Organización Mundial de la Salud recomienda especialmente la vacuna contra la gripe a las personas en riesgo de sufrir complicaciones derivadas de esta enfermedad como son las personas mayores, embarazadas y aquellos que sufren enfermedades crónicas.
  • Evitar el contacto con personas ya enfermas. El virus se transmite fácilmente y con rapidez de unas personas a otras. Limitar el contacto con las personas enfermas ayuda a reducir el contagio.
  • Mantener una higiene adecuada. La higiene es fundamental para reducir la posibilidad de coger el virus para ello se recomienda lavar las manos regularmente y taparse la boca y nariz al toser o estornudar.
  • Evitar entornos donde el virus esté latente.
  • Ventilar los ambientes.

 ¿CÓMO SE TRANSMITE EL RESFRIADO Y LA GRIPE?

A través de personas infectadas, ya sea al toser o estornudar.

Contacto con algún objeto que tenga restos del virus. Los efectos no son inmediatos, y a veces tardamos varios días en darnos cuenta de que tenemos la gripe y estas otras enfermedades mencionadas.

REMEDIOS PARA LA GRIPE Y EL RESFRIADO:

  • Vitamina C para fortalecer el sistema inmunológico.
  • Descongestivos o suero para la congestión nasal.
  • Analgésicos para calmar el malestar y para la fiebre.
  • Tratamientos para la tos.

Le puede interesar

Antibióticos naturales: Eliminan la gripe y fortalecen el sistema inmunológico

OTRAS MEDIDAS AYUDARÁN A CALMAR LOS SÍNTOMAS

  • Conservar el espacio en el que estemos con la suficiente humedad para que el “moco”circule de manera más fácil.
  • Beber alrededor de 2 litrosde agua diarios. Los zumos y las infusiones también ayudan.
  • Seguir una dieta equilibrada y ligera con alimentos ricos enVitamina C, además de sopas o verduras.
  • Evitar sonarse con mucha frecuencia para evitar irritación e infecciones.
  • Llevar una vida sana,evitar el alcohol y el tabaco y descansar lo necesario.
  • Mantener las manos limpiaspara evitar la propagación de microbios.
  •  Haz gárgaras con agua caliente con limón y miel. Su acción emulgente calma el dolor de garganta. A pesar de la creencia popular, es preferible emplear agua frente a la leche con miel, ya que los lácteos pueden aumentar la mucosidad.
  •  Recurre a soluciones salinas o vahos de eucalipto para aliviar la congestión. En el caso de niños pequeños, se recomienda el lavado nasal con suero fisiológico quince minutos antes de las comidas y antes de ir a dormir, para que puedan descansar correctamente.
  • Consulta al profesional sanitario y evita la automedicación. Es indispensable contar con el asesoramiento del farmacéutico o del médico a la hora de recurrir a antigripales, descongestivos o analgésicos que alivien los síntomas de estas afecciones.