Eucalipto: El mejor expectorante y antiséptico

0
76
Eucalipto 
Eucalipto 

Eucalipto, también conocido como Eucalyptus, el eucalipto es un tipo de árbol que pertenece a la familia de las mirtáceas (son aromáticos). Es una planta de rápido crecimiento, por lo que se le puede dar diferentes usos.

Destaca por sus aplicaciones en medicina, en cultivos y en la industria papelera y maderera

Su rápido crecimiento, así como sus propiedades, lo convierten en una de las principales fuentes para la medicina natural. Al exprimir sus verdes y frondosas hojas se libera un aroma suave y natural, que seguro, habrás olido en algunos medicamentos o productos de farmacia.

PROPIEDADES

El eucalipto es un árbol con grandes propiedades curativas, utilizado desde la antigüedad por los orientales. Su uso se debe al fuerte olor mentolado que desprende de las hojas de eucalipto y ramas. En ellas se encuentran diferentes principios activos que le otorgan propiedades beneficiosas para el cuerpo (cineol, flavonoides, taninos y ácidos).

Dentro de sus diversas propiedades naturales y medicinales se encuentran ser: expectorante, antiséptico, antiinflamatorio, calmante de dolores; febrífuga, balsámica, antioxidante, diurética, cicatrizante, antifatiga, depurativa, entre otros. La propiedad más común de uso del eucalipto es la desinflamatoria, puesto que funciona de forma generalizada en todo el organismo humano.

BENEFICIOS

Expectorante:

Descongestiona las vías respiratorias y elimina la tos. El eucalipto gracias a sus aceites aromáticos y mentolados, ayuda a descongestionar las fosas nasales, provocando la fluidez respiratoria. De las hojas del eucalipto y de su aceite, se realizan baños de vapor para inhalar los aromas beneficiosos. Así, se facilita la expulsión de mucosidad que impide la fácil y cómoda respiración y se alivia y elimina la tos.

Es antiséptico:

Las propiedades antimicrobianas y antifúngicas del eucalipto son muy beneficiosas. Gracias a muchas de las sustancias fitoquímicas que contiene esta planta es posible combatir gran cantidad de infecciones. Posteriormente se destacan algunas de las más importantes, las cuales se basan en la inhibición del crecimiento de las bacterias y los hongos.

Tiene propiedades antiinflamatorias:

Las propiedades antiinflamatorias del eucalipto son una gran ayuda contra diferentes tipos de afecciones. En particular se aprovechan para combatir diferentes problemas de las vías respiratorias, y es que menos inflamación garantiza una mejor respiración. Esta ventaja se atribuye principalmente a sus componentes flavonoides y a algunos ácidos orgánicos.

Estimula el sistema inmunológico:

Muchas de las sustancias fitoquímicas del eucalipto permiten mejorar las defensas del cuerpo. El sistema inmunológico combate los diferentes microorganismos oportunistas que intentan atacar el cuerpo. Además, combaten diferentes problemas que pueden aparecer en el organismo, como la aparición de células cancerosas o la presencia de radicales libres.

Elimina el dolor de cabeza:

Uno de los beneficios que muy pocos conocen de las hojas del eucalipto, es su acción eliminadora de dolores de cabeza. Asimismo, elimina la fiebre. Para ello se utilizan vahos o tomar trapitos mojados y ubicarlos en la zona de la cabeza, produciendo así un efecto de tranquilidad, frescura y relajación inmediata.

Repelente:

Gracias al fuerte aroma del eucalipto, esta planta se puede utilizar como repelente de insectos y ácaros. El usar su aceite en un humidificador o a través de tabletas o aguas, se pueden eliminar o evitar ciertos bichos que causan picaduras o enfermedades.

Cuida de la piel:

Diferentes afecciones de la piel pueden mejorar gracias al eucalipto. Gracias a sus propiedades astringentes puede combatir heridas como rasguños o cortes. Además, es capaz de mejorar la condición de la piel en problemas dermatológicos tales como los generados por el acné o el virus del herpes.

Combate el mal aliento:

El eucalipto también es útil para mejorar la halitosis. El mal aliento no es solamente algo que puede resultar desagradable para las personas con las que se habla, sino que puede comportar problemas de salud. Normalmente se produce por el hecho de tener placa bacteriana o sarro en los dientes, pero también por comer cierto tipo de alimentos.

Leer también:

Homeopatía cura todo tipo de males

Mejora la higiene bucal:

Hay diferentes problemas relacionados con la higiene bucal en los que el eucalipto puede ayudar. Se trata de afecciones como las llagas en la boca o la gingivitis. Una manera de tratar estos problemas es con un emplasto, el cual se puede conseguir sencillamente machacando unas hojas. Este emplasto se pone en la zona afectada y sus aceites esenciales pueden ayudar a regenerar la zona afectada

Se recomienda a personas diabéticas:

El eucalipto posee propiedades para regular el azúcar en sangre. Esto es una magnífica noticia para personas con diabetes, pues hay que evitar que la glucemia en sangre sea elevada. Estas propiedades se deben a sustancias como la quercetina, el ácido ursólico o el daucosterol.

USOS

  • Bálsamos: Tienen la facultad de ser de rápida absorción y sirven como tratamiento natural para ayudar a respirar mejor y recuperar el bienestar en las vías respiratorias.
  • Enjuagues bucales: El eucalipto se encuentra presente en muchos enjuagues bucales por sus habilidades para sanar daños en las encías y dientes, así como, para las aftas y heridas internas de la boca.
  • Aceites: El aceite esencial de eucalipto se obtiene tras la destilación de sus hojas y brotes y es demandado para el tratamiento de enfermedades respiratorias.
  • Cremas: Al tener atributos antisépticos y antibacterianos, las cremas con eucalipto se usan tanto en repelente de insectos, como para aliviar picaduras, quemaduras o heridas.
  • Caramelos: Gracias a su agradable sabor, los caramelos a base de eucalipto son requeridos para refrescar la boca y garganta.
Aceite de eucalipto
Aceite de eucalipto

PRECAUCIONES

Existen algunas medidas preventivas y observaciones que hay que tener muy presente al usar el eucalipto. Por ejemplo, las personas que tomen medicamentos para bajar la glicemia deberían evitar la interacción con el eucalipto, porque este la reduce también.

Además, no es recomendable utilizarlo durante el embarazo y la lactancia sin antes obtener autorización médica, por cuanto podría causar problemas en las enzimas hepáticas del feto. Finalmente, el eucalipto puede provocar reacciones alérgicas en la piel, en caso de aplicarse de forma directa y consuetudinaria en esta.

Todo esto subraya la necesidad de procurar la guía experta de médicos y farmaceutas mediante receta médica en pacientes vulnerables antes de iniciar cualquier tratamiento, aun cuando sea natural.