Esperantra: “Urge reglamentar la Ley Nacional del Cáncer antes de que culmine el 2021”

0
291

A cuatro meses de la publicación de la Ley Nacional del Cáncer, cuyo objetivo es garantizar la cobertura universal, gratuita y prioritaria de los servicios de salud para todos los pacientes oncológicos del país, no se ha aprobado el reglamento definitivo, acción que permitirá implementar la normativa a escala nacional. Al respecto, Karla Ruiz de Castilla, representante de la asociación de pacientes, Esperantra, reitera la urgencia de reglamentar la ley antes de que culmine el 2021.

“El Ministerio de Salud (Minsa) publicó hace unas semanas el proyecto del reglamento de esta ley y nosotros, como representantes de las asociaciones de pacientes, brindamos nuestros comentarios, a fin de que realmente resuelva los problemas que existen en la actualidad y mejore la atención que se le brinda a las personas con esta enfermedad”, agrega Ruiz de Castilla.

En esa línea, a continuación, Karla Ruiz de Castilla explica los principales puntos que deberían ser tomados en cuenta en el reglamento:

1.Ampliar el acceso a tratamientos innovadores, y brindar las facilidades necesarias para garantizar la continuidad de los mismos y así evitar que los pacientes suspendan sus terapias, lo que genera el avance en la enfermedad, desmejora la calidad de vida e, incluso, incrementa el riesgo de muerte.

  1. Transparentar el proceso de actualización del Petitorio Único de Medicamentos Esenciales (PNUME). Este tema implica la evaluación de la compra de estos medicamentos; la forma en la que se definirán los precios, que suelen ser de alto costo; y la implementación de mecanismos diferenciados de compra, es decir, acuerdos entre productores de medicamentos y el Estado, en la cual se distribuye parte del riesgo financiero y de eficacia de un medicamento. Si bien esto ya se menciona en el reglamento, no es suficiente, porque no se está considerando una evaluación de tecnología sanitaria, que permitiría conocer el efecto en la salud individual y colectiva y determinar el impacto económico y social.
  2. Descentralizar la atención de pacientes. En la actualidad, más del 50% de las personas con cáncer que reciben atención en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) son de provincias. Por ello, resulta indispensable la instalación de centros especializados a escala nacional, a fin de facilitar el diagnóstico oportuno y tratamiento continuo.
  3. Intangibilizar el Programa Presupuestal 0024, correspondiente a la prevención y control del cáncer. El presupuesto de años anteriores no era suficiente y se está recortando el del siguiente año en un 18%. Actualmente, el Perú necesita S/. 1,200 millones para luchar contra el cáncer y, para alcanzar esa meta, faltaría alrededor de unos S/. 800 millones.

Ya existe un proyecto de ley que crea el Fondo para el Tratamiento de Enfermedades de Alto Costo (FALCO), el cual implica la inclusión de un impuesto selectivo al consumo y de otros mecanismos, para evitar solicitar dinero del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) o costarle al tesoro público directamente. Este tipo de soluciones, que priorizan la salud y al cáncer, deben ser considerados durante el proceso de evaluación del reglamento. Actualmente, este proyecto de ley sigue archivado y pendiente de aprobación por el Congreso.

Por otra parte, la representante de Esperantra explica que la falta de reglamento no solo impide la implementación de la ley, sino que también pone en riesgo a miles de pacientes oncológicos, quienes además se han visto gravemente afectados por la pandemia, debido a que, a raíz de la suspensión de los servicios de salud como medida para atender los casos de COVID-19, a junio 2020 se dejaron de atender más de 70 mil casos.

Finalmente, Karla Ruiz de Castilla, indica que para contar con la reglamentación lo antes posible es importante trabajar con todos los actores del sector, alinearse, enfocarse en las mismas prioridades y encontrar soluciones para mejorar la prevención, permitir el ingreso de los tratamientos innovadores y fortalecer a los organismos regulares.