En el “Día X” colapsará la sociedad alemana

0
20
En el “Día X” colapsará la sociedad alemana
En el “Día X” colapsará la sociedad alemana

Las teorías conspirativas de los extremistas de derecha apuntan a un denominado “Día X”, una fecha donde colapsará la sociedad de Alemania. Diversos grupos y organizaciones estarían coordinando mediante foros de internet y aplicaciones de mensajería, como Whatsapp y Telegram, para preparar todo. Lo importante para ellos es almacenar alimentos, bebidas alcohólicas, medicinas, todo tipo de armas y todas las municiones que puedan.

Alemanes se preparan para un presunto apocalipsis nuclear, colapso ambiental o una posible gran crisis económica. Teoría afirma que una guerra entre alemanes e “inmigrantes musulmanes” se avecina

Otros apuntan a que se desatará una guerra entre alemanes e “inmigrantes musulmanes”, lo cual apuntaría a que ciudadanos extranjeros sustituyan a la población de ese país. Todas las personas que creen en estas teorías se les llaman “preppers” y están causando gran preocupación en las autoridades.

Sin embargo, no todos los “preppers” son derechistas y extremistas. Tienen entre sus filas a grupos civiles, policías e integrantes de las Bundeswehr (fuerzas armadas de Alemania). También se preparan para un presunto apocalipsis nuclear, colapso ambiental o una posible gran crisis económica.

El “Día X” nace como idea desde la crisis de refugiaos de 2015, año en el que más de un millón de personas escapaban de Siria e Irak para buscar asilo. “A medida que se desarrollaba esa crisis aumentaba el populismo del AfD (partido de extrema derecha que se convirtió en la tercera fuerza en el Parlamento Federal) y de todos los grupos de derecha. Los miembros del movimiento prepper comenzaron a inclinarse más hacia la derecha”, precisó Hans-Jakob Schindler, director del Proyecto Contra-Extremismo (CEP), organización sin fines de lucro dedicada a combatir ideologías extremistas.

Nordkreuz (Cruz del Norte, en alemán) es una de las principales redes de preppers. Cuentan con más de 30 integrantes, varios de ellos exmiembros de la policía del estado de Mecklenburgo. Según las investigaciones, este grupo armó un listado de 25 mil nombres de opositores como posible blanco de ataques. Algunos de los personajes que aparecen son políticos locales prorrefugiados, el ministro de Relaciones Exteriores Heiko Maas y el expresidente alemán, Joachim Gauck.

Friedrich Burschel, consejero sobre neonazismo y estructuras e ideologías de discriminación de la Fundación Rosa-Luxemburgo, indicó que Nordkreuz tenía “fotos de Hitler frente a la torre Eiffel en París, con la leyenda ‘La llegada de la delegación antiterrorista alemana’ y una imagen que mostraba a un soldado de las SS disparando contra gente tumbada, con el título ‘Pedido de asilo rechazado'”.

ESCÁNDALO EN LAS FUERZAS ARMADAS

Unos 263 mil funcionarios, entre civiles y militares, se encuentran involucrados con la extrema derecha. El portal Redaktions Netzwerk Deutschland (RND) confirmó que el servicio de inteligencia militar (MAD) había investigado a unos 208 oficiales de las Fuerzas Armadas. En cifras generales, 1 173 soldados y 83 funcionarios públicos fueron identificados como sospechosos de tener potenciales vínculos con la extrema derecha.

La documentación del caso indica que 24 de los investigados tuvieron que apersonarse al tribunal de disciplina militar para responder a las acusaciones. 147 fueron juzgados y 57 recibieron medidas disciplinarias por “ofensas criminales de involucramiento con el extremismo de derecha”.

“Ciertamente uno de los problemas es que durante años no se tomaron esas conexiones con la suficiente seriedad. Si se compara el número de sospechosos con el total de las fuerzas armadas, la cifra es insignificante. Pero cientos de personas con acceso a armas integraron esas redes”, afirmó Schindler.

EL GOBIERNO DE ALEMANIA SABE DEL PROBLEMA

Un portavoz del Ministerio de Defensa alemán reconoció los casos de sospechosos de extrema derecha en el Kommando Spezialkräfte (KSK). Por ello, vienen tomando “una línea dura al buscar sistemáticamente, investigar y exponer” estas redes.

“Eso tuvo como consecuencia un liderazgo tóxico en partes de la KSK, así como tendencias extremistas y el manejo negligente de material y municiones en contravención con los reglamentos de las Bundeswehr”, explicó.