El cacao se ha convertido en uno de los ingredientes peruanos de mayor calidad mundial

0
146
Cacao
Cacao

El Perú es uno de los principales lugares originarios del cacao, que posee el 60% de las variedades de cacao del mundo. El cacao se ha convertido en uno de los ingredientes peruanos de mayor calidad mundial al igual que el café, creando valor agregado en fábricas de chocolate de primera calidad.

El cacao peruano se cultiva en la parte baja de la vertiente occidental de los andes, y en la selva peruana, entre los 300 y 900 m.s.n.m. siendo las principales regiones donde se cultiva este delicioso grano Cusco, San Martín, Amazonas, Piura, Ayacucho y Junín que representan el 80% del total de la producción nacional.

COMPOSICIÓN

El cacao cuenta con un alto índice de grasas (sobre todo saturadas, y en menor medida, monoinsaturadas y polinsaturadas), hidratos de carbono y proteínas, pero también contiene magnesio, fósforo, potasio, teobromina, cafeína, antioxidantes y agua, entre otros. El cacao además destaca por tener un elevado aporte de energía, por lo que suele indicarse para aquellas personas que realicen actividades deportivas o ejercicio físico de manera intensa.

BENEFICIOS

Protege la boca:

Por sus propiedades antibacterianas, el consumo de cacao ayuda a reducir el riesgo de aparición de caries y enfermedades en las encías eliminando un gran número de bacterias en la boca.

Reduce el riesgo de diabetes:

El chocolate dulce no reduce el riesgo de padecer diabetes, sin embargo, su ingrediente principal, el cacao, si lo hará. Pues, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y gracias a los flavonoides tu cuerpo descompondrá mejor los carbohidratos ayudando a obtener energía y a producir la insulina suficiente.

Disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas:

El consumo de cacao puro ayuda a mantener el corazón sano. Los flavonoides contribuyen a disminuir la presión arterial reduciendo así el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca o un accidente cerebrovascular. Por otro lado, los flavonoides estimulan la producción de óxido nítrico, uno de los elementos encargados de relajar las arterias y los vasos sanguíneos. De esta manera mejora el flujo sanguíneo y se somete al corazón a un estrés menor.

Reduce la inflamación:

El cacao es uno de los mejores antiinflamatorios naturales. Los flavonoides, presentes en el polvo de cacao puro, son unos compuestos vegetales que ayudan a disminuir la inflamación en todo el cuerpo, ayudando a evitar problemas de salud crónicos y el envejecimiento prematuro.

Controla el asma:

Ingerir cacao no va a acabar con el asma, pero ayuda a controlarla. La teobromina, un compuesto presente en el cacao, ayuda a reducir y acabar con la tos a la vez que abre las vías respiratorias permitiendo una mejor respiración y ayudando a controlar el asma.

Ayuda a prevenir el cáncer:

La gran concentración de antioxidantes presentes en el cacao protege las células del cuerpo retrasando incluso el desarrollo del cáncer. Diversos estudios han demostrado que la ingesta de cacao está directamente relacionada con una menor posibilidad de desarrollar cáncer de mama, colon, hígado o próstata. Algunos expertos han llegado a afirmar que consumir este alimento en polvo ayuda a reducir el riesgo de padecer leucemia.

Reduce las arrugas:

La ingesta de cacao o su aplicación directa sobre la piel ayuda aprevenir la aparición de arrugas y además hará que las arrugas que ya tenemos pasen más desapercibidas. Esto es posible gracias a la acción de los flavonoides que aumentan la hidratación de la piel, así como su elasticidad y su densidad.

Previene los daños solares:

Es uno de los mejores fotoprotectores naturales. Tanto comiéndolo como aplicándolo directamente en la piel el cacao nos protegerá de los dañinos rayos ultravioletas del sol. Esto es posible gracias a los polifenoles presentes en el cacao puro.

Ayuda a tu memoria:

Los flavonoides actúan a modo de neuroprotectores ayudando a mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje. Además, también se ha demostrado que la epicatequina y la catequina presentes en el cacao pueden tener grandes beneficios para la prevención del Alzheimer.

Mejora el estado de ánimo:

La composición del cacao aumenta la producción serotonina por parte de nuestro organismo, lo que ayuda al cerebro a sentirse más positivo y liberar estrés. Además, el cacao también ayuda aportando sentimiento de calma y satisfacción tras su ingesta.

USOS

Como alimento:

El principal uso que tiene el cacao es para hacer chocolate, usándose tanto el polvo como la grasa que se obtiene de la trituración de su fruto una vez fermentado. De este fruto se consigue tanto el polvo de cacao como la manteca.

Ambas se suelen mezclar junto a azúcares refinados y leche; dependiendo de la cantidad que se utiliza de cada uno surgen los distintos tipos de chocolate. La adición de estos componentes hace que el chocolate tenga aún más aportes nutritivos junto a los ya presentes en el cacao, como la vitamina A, la vitamina B, el calcio, el hierro o el cobre.

Como remedio medicinal:

Los tratamientos que utilizan los recursos del árbol del cacao sirven para curar o aliviar el cansancio, la delgadez extrema, la fiebre, los problemas cardiacos, la anemia o los problemas renales e intestinales.

Como cosmético:

Cocoa en la cosmética
Cocoa en la cosmética

La manteca de cacao también se puede usar como un cosmético que sirve para tratar ciertos problemas de la piel como pueden ser las arrugas, las estrías o incluso para el cabello.