Dieta desintoxicante para renovar tu cuerpo

0
145
Dieta
Dieta

Es un método alimenticio que consiste en ayudar a eliminar de nuestro cuerpo todo aquello que no necesita, con el objetivo de que su funcionamiento sea mucho más eficiente, así, nos podemos beneficiar de perder algunos kilitos de más de una forma más saludable y sentirnos mejor.

El objetivo es lograr beneficios mentales con este estilo de vida, gracias a la oxigenación del cerebro

Las dietas détox han ganado visibilidad y seguidores debido a sus efectos visibles, especialmente los físicos, pero es importante destacar que también se obtienen beneficios mentales con este estilo de vida, gracias a la oxigenación del cerebro.

 

SEÑALES DE QUE ES OBLIGATORIO

A menudo no somos conscientes del nivel de acumulación de toxinas al que enfrentamos nuestro cuerpo cada día, pero si prestas atención, quizá puedas identificar algunos síntomas de que necesitas depurar tu organismo con una dieta détox.

  • Dolores de cabeza
  • Problemas digestivos (estreñimiento, mala absorción de nutrientes, hinchazón abdominal, digestiones pesadas, etc.)
  • Sobrepeso
  • Estrés y/o cansancio crónico
  • Falta de energía y de vitalidad
  • Mal humor
  • Piel apagada, seca y sin brillo

Leer también:

Conozca aquí cómo realizar la dieta del sueño

BENEFICIOS

Si realmente te haces consciente y tomas el control de tu limpieza muy probablemente conseguirás:

  • Compensar los días de exceso
  • Perder peso
  • Limpiar tu piel e hidratarla
  • Oxigenar el cerebro
  • Reducir el cansancio y mejorando el descanso
  • Regular el tránsito intestinal
  • Resetear el cuerpo sin muchos riesgos a nivel de la salud

 

RECOMENDACIONES

Pon orden en tu cocina y haz una alimentación más suave:

Es importante preparar el organismo para poder depurarlo posteriormente. Hay que cuidar la alimentación los días previos para que el cambio no sea drástico. Se recomienda evitar la carne roja, los alimentos muy procesados o industriales (por ejemplo, la bollería), el alcohol, el tabaco o el café, etc.

Bebe mucha agua:

Es fundamental para estar siempre hidratados y evitar dolores de cabeza y otros “efectos secundarios” indeseables.

Hazlo con la ayuda y supervisión de un profesional:

La alimentación es un tema importante que influye en nuestro día a día, por eso, aunque es posible hacerse los zumos en casa como complemento a una dieta equilibrada, a la hora de hacer un plan détox es importante contar con nutricionistas que midan al detalle todos los pasos, que han estudiado en detalle la composición de cada zumo tanto por su valor nutricional como por su sabor.

Asegúrate de que los zumos están aportando las vitaminas y nutrientes necesarios:

Es importante saber qué ingredientes, en qué cantidades y en qué momento del día tenemos que tomar los zumos.

Dieta detox

Las mejores frutas y verduras para depurar:

Utiliza como base ingredientes con alto contenido en vitamina C (naranjas, pomelos y limones), que favorecen que el organismo procese más la grasa; las cerezas, que regulan el metabolismo; las manzanas, con propiedades diuréticas e intestinales; el apio, que ayuda a perder grasas, nueces y almendras, etc.

Puede ser que un tratamiento purificador a base de zumos no sea para ti:

Si estás embarazada, si sufres algún tipo de trastorno alimenticio o eres diabética, sigues un tratamiento con anticoagulantes, no es lo más aconsejable. En cualquier caso, consulta a tu médico de cabecera si tienes alguna duda.

No prolongues el détox varias semanas sin descanso:

Hay que saber que, en los planes détox, el aporte de proteínas y grasas es el mínimo para utilizar las reservas y depurar el organismo. Si prolongamos demasiado el détox podríamos tener dolores de cabeza, diarrea al aumentar la ingesta líquida y de fibra en la dieta o aparecer estreñimiento al reducir la cantidad de alimento sólido, cansancio, anemia, etc.

Un antes y un después en tu dieta:

Ten conciencia de que uno o varios días sanos está muy bien porque vas a ingerir muchísimas vitaminas y nutrientes; pero un día no sirve de nada si después no mantienes uno hábitos alimenticios y de vida saludables. El incluir un zumo de frutas y de verduras en nuestra alimentación habitual como complemento es una práctica sanísima y muy recomendable.

Reduce la práctica de ejercicio físico:

Al disminuir el aporte de proteínas, nuestros músculos y huesos pueden resentirse si los sobreentrenamos. Lo más fácil es que nos demos un descanso durante los días que mantengamos el détox.