Las sanciones contra Rusia afectan a la industria militar de Putin

0
135
Vladimir Putin
Vladimir Putin

La inteligencia de defensa británica reportó el jueves que las sanciones occidentales estaban teniendo un impacto cada vez mayor, incluso en las exportaciones de defensa de Rusia, en un momento en que entró en vigor la prohibición total de la Unión Europea sobre las importaciones de carbón ruso.

Ya no cumple los pedidos de exportaciones

Londres señaló que Moscú ya estaba presionado por la necesidad de producir vehículos de combate blindados para sus tropas en Ucrania y, por lo tanto, “es muy poco probable que sea capaz de cumplir con algunos pedidos de exportación”, en un sector del que se ha enorgullecido durante mucho tiempo.

Según destacaron, Bielorrusia ha presentado un nuevo vehículo de combate principal (MBT) T-72B mejorado a nivel nacional, un indicio de que Minsk tuvo que desarrollar la alternativa en lugar de un programa de modificación de MBT contratado anteriormente a la empresa estatal rusa UralVagonZavod.

La actualización de la inteligencia de defensa británica señala que la capacidad industrial militar de Rusia “se encuentra ahora bajo una presión significativa, y la credibilidad de muchos de sus sistemas de armas se ha visto socavada por su asociación con el mal rendimiento de las fuerzas rusas”.

El informe, que destaca “el creciente efecto de las sanciones occidentales”, encaja con la creencia occidental de que la serie de medidas que impusieron al Kremlin desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero está teniendo un impacto cada vez mayor en la economía rusa.

La credibilidad militar de Rusia se vio aún más presionada el miércoles, cuando Ucrania dijo que nueve aviones de guerra rusos fueron destruidos en una cadena de explosiones en una base aérea en Crimea controlada por Rusia, que parecían ser el resultado de un ataque ucraniano.

Rusia negó que ningún avión resultara dañado en las explosiones o que se hubiera producido un ataque. Pero las fotos de satélite mostraban claramente que al menos siete aviones de combate de la base habían volado por los aires y que otros probablemente habían resultado dañados.

El Secretario de Defensa británico, Ben Wallace, desestimó las explicaciones rusas sobre las explosiones, incluyendo una colilla de cigarrillo perdida, como “excusas”.

“Cuando se observan las imágenes de dos explosiones simultáneas no muy próximas entre sí, y algunos de los daños comunicados incluso por las autoridades rusas, creo que está claro que eso no es algo que ocurra porque a alguien se le caiga un cigarrillo”, dijo Wallace.

Y para presionar más a Rusia, Wallace dijo el jueves que Reino Unido enviará más sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple y misiles guiados a Ucrania para ayudarla a resistir la invasión rusa.

Leer también [Hombre que intentó entrar al FBI es abatido por la policía]

LAS NUEVAS ARMAS

Las nuevas armas, cuyo número no se especificó, se suman a varios sistemas de lanzamiento de cohetes entregados por Reino Unido a Ucrania a principios de este año. Londres dijo que los nuevos misiles pueden alcanzar objetivos de hasta 80 kilómetros (50 millas) de distancia con una precisión milimétrica.

Wallace afirmó que el refuerzo del apoyo militar demuestra que Occidente “va a estar hombro con hombro, proporcionando ayuda militar defensiva a Ucrania para ayudarla a defenderse de la invasión de Putin”, dijo Wallace en una reunión de aliados de Ucrania, en su mayoría del norte de Europa.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, pidió más ayuda por videoconferencia. “Necesitamos armamento, munición para nuestra defensa”, dijo. “Cuanto antes detengamos a Rusia, antes podremos sentirnos seguros”.

El jueves también marcó el día en que entraba en vigor una prohibición de la UE a las importaciones de carbón procedentes de Rusia, tras una larga introducción que se remonta a abril. La UE de los 27 dijo que afectará a cerca del 25% de las exportaciones de carbón ruso y creará una pérdida de unos 8.000 millones de dólares al año. La UE también intenta desprenderse de las importaciones de gas ruso, pero es demasiado dependiente para imponer una prohibición total.

Mientras Rusia sigue sufriendo pérdidas en su invasión de Ucrania, el Kremlin se ha negado a anunciar una movilización en toda regla, también porque esa medida podría ser muy impopular para el Presidente Vladimir Putin. En su lugar, ha llevado a cabo un esfuerzo de reclutamiento encubierto que incluye el uso de prisioneros para compensar la escasez de mano de obra.

Esto también ocurre en medio de informes de que cientos de soldados rusos se niegan a luchar y tratan de abandonar el ejército.