Conozca aquí cómo realizar la dieta del sueño

0
429
dieta del sueño
dieta del sueño

El dormir bien es un estado que nuestro organismo necesita para repararse, restaurarse y regenerarse luego de un día de muchas actividades.

Dormir bien evita la aparición de enfermedades cardiovasculares y problemas de peso

La higiene del sueño se ha visto afectada en estas últimas décadas por ejemplo por la presencia del televisor en las habitaciones, el excesivo uso de la tecnología (móviles, ordenadores, etc) en horarios no adecuados, lo que ha llevado a desplazar las horas de sueño y aumentar la vida nocturna interrumpiendo nuestra necesidad de descanso.

Se ha relacionado la falta de sueño con la presencia de enfermedades cardiovasculares, pudiendo ser un factor de riesgo para la aparición de este tipo de enfermedades.

Entre ellas se ha descrito la relación de una mala calidad de sueño o falta de horas de sueño con la obesidad. Se aumentan hormonas que favorecen la ingesta de alimentos, especialmente alimentos ricos en azúcares, carbohidratos complejos y grasas, aumenta la sensación de hambre y apetito, pudiendo provocar una disminución en la sensibilidad a la insulina.

Por lo tanto, respetar los horarios de ir a dormir puede ser un gran aliado para nuestra salud, pudiendo evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares y problemas de peso.

 

CLAVES PARA UN MEJOR SUEÑO

 

Consume alimentos ricos en triptófano:

El triptófano es un precursor de la melatonina, que es la encargada de regular los ciclos de sueño y vigilia. Por otro lado, está relacionado con el incremento en los niveles de serotonina, un neurotransmisor que influye en la regulación del apetito, la ansiedad, los estados de ánimo y el sueño. Este compuesto está presente en varios alimentos, casi todos de origen animal:

  • La leche y sus derivados
  • Los huevos
  • La carne
  • El pescado
  • La banana

Con solo añadir un cuarto de gramo de esta sustancia en la cena hay más probabilidades de conseguir un sueño reparador y perder peso mientras duermes.

Le puede interesar [Las personas que tuvieron COVID, ¿envejecen más rápido?]

Evita los distractores:

Dormir poco puede promover el aumento de grasa. Para mantener sus niveles adecuados debes asegurarte una noche tranquila, sin esos distractores que suelen acortar tus horas de sueño. Por encima de todo evita elementos como:

  • El televisor
  • Las computadoras
  • Los smartphonesy las tablets

Evita cenar cantidades excesivas:

No está recomendado ir a dormir con el estómago vacío, pero tampoco es una buena idea comer en exceso antes de hacerlo. No descansarás y el alimento que no puede quemarse va a convertirse en grasa.

Una cena perfecta es aquella que aporta entre el 15 y 25% de las calorías diarias necesarias. Sobrepasar este límite podría influir en el aumento de peso y los problemas de sueño. El problema es que el cuerpo se sobrecarga en el proceso de digestión, lo cual puede ocasionar malestar y dificultades para dormir. Lo peor es que el metabolismo se ralentiza y no funciona a buen ritmo al día siguiente.

Evita cenar demasiado tarde:

Las cenas demasiado tardías están relacionadas con la obesidad ya que, al comer tarde, hay un menor gasto energético y una tendencia a excederse con las calorías. Lo aconsejado es ingerir la cena al menos tres horas antes de ir a la cama para que el cuerpo tenga tiempo de llevar a cabo el proceso de digestión.

Muchas de las dietas fracasan porque las personas consumen pocas calorías en el desayuno y el almuerzo, pero se exceden en la cena. Puedes pasar el día comiendo poco e incluso pasando algo de hambre. Sin embargo, si cenas mucho y tarde no vas a perder peso mientras duermes, lo ganarás.

Consume infusiones:

Uno de los mejores hábitos nocturnos para dormir bien y perder peso mientras duermes es consumir una infusión momentos antes de ir a la cama. Estas no solo inducen al sueño profundo, sino que además ayudan a relajar el cuerpo y calman el apetito. Las recomendadas son:

  • La manzanilla
  • La menta
  • La lavanda
  • La valeriana
  • El tilo
  • La hierbabuena

La actividad física es muy importante para perder peso

Si bien no está recomendado hacer ejercicio momentos antes de dormir, sí es importante practicarlo todos los días, por lo menos dos o cuatro horas antes de acostarse. La actividad física relaja el cuerpo y disminuye el estrés.

Le puede interesar [Comida entre los dientes: cómo librarte de forma segura y evitar el mal aliento]

Mantén tu cuarto oscuro:

Cuando vayas a la cama, asegúrate de que todo el cuarto quede oscuro para no interrumpir el sueño. La luz frena la segregación de una hormona llamada melatonina. Esta se libera en el cuerpo para relajarlo e inducir al descanso. En lo posible, trata de evitar la exposición a fuentes de luz intensas durante la hora previa a ir a dormir.