Consejos para que nunca te falte el éxito y la prosperidad

0
139
éxito
éxito

Jack Ma recuerda que durante su discurso en la Universidad de Harvard (a la que trató de ingresar 10 veces) compartió tres secretos de su éxito. “Primero, no sabía nada acerca de la tecnología. Segundo, no tenía dinero. Y tercero, no tenía un plan”.

La técnica del millonario Jack Ma sirve de mucho al momento de pensar en tu economía

En una de sus conferencias dijo que, “las peores personas a las que les puedes servir son las personas pobres”. También agregó “Dales algo gratis, y piensan que es una trampa. Diles que es una pequeña inversión, van a decir que no ganan mucho. Invítalas a entrar en grande, dirán que no tienen dinero. Invítalos a probar cosas nuevas, te dirán que no saben cómo hacerlo. Invítalos a un negocio tradicional, dirán que es difícil de hacer. Diles que es un nuevo modelo de negocio, van a decir que es una pirámide. Diles que administren una tienda, dirán que no hay libertad. Diles que monten un nuevo negocio, van a decir que no tienen experiencia”.

Leer también [Los 8 secretos de Jack Ma para tener dinero y fortuna]

FRASES

Sus frases más conocidas:

  • No hemos nacido para el trabajo sino para disfrutar de la vida y para mejorar la vida de otras personas.
  • Si gastas todo tu tiempo en el trabajo, tarde o temprano te arrepentirás.
  • Si tu contrincante es menos grande o más débil que tú, de todas formas, tienes que tratarlo como igual.
  • La competencia es como un juego de ajedrez. Si perdiste siempre podrás jugar otra ronda. Pelear no es necesario.
  • Cuando empiezas tu propio negocio significa que renuncias al ingreso estable, el dinero de la incapacidad y los bonos anuales.
  • Busca como socio a alguien que complemente tus propias habilidades. No necesariamente necesitas a alguien exitoso.
  • Procura que a tus empleados les dé gusto ir a trabajar.

SECRETOS

Comienza con lo que sabes hacer y mantente abierto para aumentar las posibilidades:

Como ex maestro de inglés, Ma comenzó su incursión en el mundo del emprendimiento con un negocio de traducciones en 1995. El momento determinante para Jack Ma llegó cuando uno de sus amigos le presentó al nuevo fenómeno llamado “World Wide Web”.

Inmediatamente vio el potencial, y estaba abierto a aprender y a entender su funcionamiento. Comenzó desde allí, y así empezó la historia de Alibaba, visualizando una oportunidad y aprovechando la suerte de ser uno de los primeros.

Aprovecha el poder de la conectividad:

Jack Ma hace un llamado a pensar en grande, a pensar de forma global y a actuar de manera global. A aprovechar las ventajas que nos ofrece una conexión a internet.

Anteriormente el alcance de una idea de negocio era limitada por su ubicación, pero el internet cruza océanos y mueve dinero de un país a otro cada segundo. Debe ser utilizado como una plataforma de expansión, para formar comunidad y ganar visibilidad.

Jack Ma y su equipo empezaron con un pequeño directorio llamado “Chinapage”, el cual creció rápidamente gracias al buen uso de la red de redes.

Cuando las cosas no funcionen, recuerda que de todas maneras puedes apalancarte en los resultados:

Un error te puede encaminar a conocer un inversionista influyente (como Yang), o a conocer los desafíos de asociarse con una entidad burocrática. Todo es una experiencia valiosa.

Años después el gobierno se puso en contacto con Ma, para que investigara algunos problemas técnicos con sus sistemas de venta de vehículos. Él se ocupó del problema gratis y el gobierno le dio rienda suelta para llevar a cabo su negocio sin problemas.

Fallar no es algo que debes temer:

Es verdad que no existe el fracaso, son simplemente correcciones en el camino. Jack Ma se arriesgó al hacer una asociación con una entidad gubernamental que terminó siendo una señal de advertencia para no entregar su visión a un cuerpo burocrático.

Por supuesto, la mala sociedad se disolvió. Pero, sin inmutarse, Ma pasó a ocupar un puesto en el gobierno, donde se conectó fortuitamente con Jerry Yang, fundador de Yahoo. El resultado fue una inversión de mil millones de dólares en Alibaba en 2005.

Tu visión del futuro es la clave para avanzar siempre:

El emprendimiento es un juego largo. El éxito no proviene simplemente de implementar una idea maravillosa hoy y esperar que caigan del cielo bolsas de dinero. Significa plantar las semillas que darán frutos en los años venideros.

Como dice Ma sobre el tremendo legado de Alibaba, “tuvimos éxito hoy no porque hicimos un gran trabajo hoy, sino porque tuvimos un gran sueño hace 15 años”.

Mantener una mentalidad de corredor de maratón, y no la visión de un velocista, te ayudará a tener reservas creativas de energía y nuevas ideas para aprovechar constantemente. La inercia es el enemigo, solo sigue avanzando, porque todas las ideas, eventualmente, conducen a buenas ideas. La inteligencia empresarial es en parte sabiduría, visión y una gran disposición para caer y levantarte.