Con cachita

0
1634
El Rincon Veneco
El Rincon Veneco

EL RINCÓN VENECO

Por: Alma Llanera

¡Epa mis panas venezolanos y peruanos, qué más! Aquí reencontrándonos en este Rincón Veneco.

Los peruanos acostumbran a decirle “cachita” a la burla impertinente, mientras que nosotros los venezolanos le llamamos “chalequeo”, que aquí significa proteger o blindar a alguien. Por ello, para evitar confusiones y además peruanizar más este espacio a la par que nosotros nos vamos peruanizando cada día más.

Esta “cachita” o “chalequeo” al que me refiero lamentablemente para Venezuela provino de su propio presidente, quien “cachoso” con el sufrimiento de su propio pueblo, sostuvo ante la prensa internacional lo siguiente:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro , nuevamente se encuentra en el centro de las críticas luego de que expresara unas palabras que causaron la indignación de varios venezolanos y de internautas en redes sociales.
En unas declaraciones a la prensa estatal, el gobernante hizo un llamado a sus compatriotas para que no se vayan del país, argumentando que “ Venezuela es el mejor país del mundo”.

Pero aquella frase no fue lo que puso a Maduro en el blanco de los cuestionamientos. En una pregunta retórica, el jefe de Estado venezolano señaló que gracias a “la propaganda en contra” de su país, es que los ciudadanos han emigrado.

“Sé de muchos que se han ido por la propaganda en contra de nuestro país y eso les ha llenado la mente. Ellos se fueron y están arrepentidos. No sabes cuánta gente está lavando pocetas (inodoros) en Miami.
“¿Tú te irías a lavar pocetas en Miami? Yo no me voy. Yo no dejaría mi patria jamás”, apuntó.

En otra parte de su discurso, Nicolás Maduro insistió en que los venezolanos que partieron de su ciudad, es porque sucumbieron a “una falsa ilusión”.
“¿Tú te irías de tu patria amada? Yo no me iría jamás. Todo aquel venezolano que se fue producto de una falsa ilusión, tiene mis manos para que regrese. ¡Vuelvan a Venezuela a trabajar en esta tierra bendita!”, exclamó.

¿No reflexiona el señor Maduro las palabras que emite su boca? ¿Está tan encerrado en su círculo de poder como Kim Jong Un en Corea del Norte, el cual no le permite ver la realidad? La realidad que lejos de aliarse con su pueblo y bregar por solucionar sus problemas más urgentes, se pone bravucón y trata de transmitir valentía en un campo de batalla lleno de muertos que ya no lo escuchan.

Nuestra Señora de Coromoto le abra los oídos y no lo odios; el corazón y no el hígado, para que Maduro observe por los suyos y ya no solo por su ego.