Chicago vive el invierno más frío de su historia

0
401
Durante el fin de semana del 13 y 14 de enero de 2024, la ciudad de Chicago experimentó un escenario sacado de una película apocalíptica.
Durante el fin de semana del 13 y 14 de enero de 2024, la ciudad de Chicago experimentó un escenario sacado de una película apocalíptica.

Durante el fin de semana del 13 y 14 de enero de 2024, la ciudad de Chicago experimentó un escenario que evocaba imágenes de una película apocalíptica, gracias a una explosión ártica que azotó con intensidad a Estados Unidos

Las condiciones heladas resultantes fueron catalogadas como las más extremas registradas hasta la fecha. Las impactantes fotos y videos compartidos por residentes y medios de comunicación han dejado al mundo sorprendido por la magnitud de esta ola de frío excepcional, siendo comparada por algunos con la reconocida película “El Día Después de Mañana”. La metrópoli se vio sumida en una realidad gélida que desafió las expectativas y generó asombro global.

En el transcurso de este extraordinario fenómeno climático, Chicago se vio confrontada con una ola de frío extremo que redujo las temperaturas a niveles críticos, alcanzando mínimos de hasta -15 °C. La combinación de estas temperaturas glaciales con vientos gélidos provocó una sensación térmica aún más intensa, sumergiendo a la ciudad en un paisaje helado que recordaba a escenas sacadas de una película. La población local se enfrentó a condiciones climáticas adversas y a una atmósfera gélida que desafiaba la cotidianidad de la ciudad.

La intensidad del frío no solo dejó su huella en la apariencia de la ciudad, sino que también afectó la movilidad de quienes confían en vehículos eléctricos. Los dueños de automóviles Tesla se vieron confrontados con desafíos al intentar cargar sus vehículos, ya que las estaciones de recarga quedaron fuera de servicio debido a las severas heladas.

Conforme a informes de X, antes Twitter, las calles de Chicago se convirtieron en lo que algunos describieron como “cementerios” de autos eléctricos, mientras que los propietarios de Tesla se encontraban con la imposibilidad de abrir las puertas de sus vehículos debido a las temperaturas extremadamente bajas. Esta situación ha generado quejas y preocupaciones entre aquellos que poseen autos eléctricos, destacando la necesidad de abordar los desafíos específicos que enfrenta esta tecnología en condiciones climáticas extremas.

Puedes leer:

Invierno causa cinco muertos en Europa