Cae sujeto que dejó grave a pareja tras bañarla en ácido

0
316
Cae sujeto que dejó grave a pareja tras bañarla en ácido
Cae sujeto que dejó grave a pareja tras bañarla en ácido

José Arcadio N. D. (26) entró en un ataque de ira. Interceptó a su exenamorada en un medio de transporte de la localidad malagueña de Cártama, España, para atacarla con ácido. Tras dejarla grave escapó en el acto, pero la policía lo atrapó el viernes luego de un intenso operativo.

La iba a matar con el mortal líquido, le calcinó las tráqueas, tiene el 45% del cuerpo quemado y puede perder uno de sus ojos

“El Melillero”, como le conocen al hombre, agredió cobardemente a la fémina el pasado martes. Llevaban una relación de seis meses, pero ella decidió terminar con él. Sin embargo, no tomó a bien su decisión y, así como lo hacen otros agresores, la bañó en el mortal líquido al 98% de concentración.

La afectada, identificada solo como Sandra (26), resultó con el 45 por ciento de su cuerpo quemado y su amiga también fue afectada. Los espectadores no podían creer lo que veían. “Tenían la piel llena de burbujas, una de ellas el rostro desfigurado y un ojo en blanco”, narraron.

Leer también [Reino Unido prohíbe ingreso a su territorio de pasajeros peruanos]

Ambas fueron auxiliadas cuando algunos terminaban de salir del shock. Tuvieron que despojarlas de sus prendas y dejarlas semidesnudas, pues el contacto con la ropa les producía dolor. Los médicos determinaron que sus vías respiratorias, parte del rostro estaban abrasadas, además que puede perder un globo ocular.

Debido a su condición de “muy grave” tiene que permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del nosocomio Virgen del Rocío, en Sevilla. La segunda mujer de 28 años se encuentra “estable dentro de la gravedad en el Hospital Regional de Málaga.

Más de 200 guardias para capturarlo

Las autoridades españolas desplegaron más de 200 integrantes de la Guardia Civil para patrullar la ciudad con el objetivo de capturarlo. Les tomó al menos 80 horas de búsqueda hasta que finalmente lo intervinieron el viernes en horas de la noche junto a otras cinco personas.

A ellos se les sumó los vecinos de la zona que indicaron observarlo en una moto lineal por el cruce de las carreteras Mijas y Coín. Tenía a un compañero en otro vehículo menor que le serviría presuntamente para despistar a los uniformados en el caso de que se desate una persecución.

Intentó seguir con su fuga a pie, pero fue buscado y reducido con helicópteros y miembros del Grupo de Acción Rápida. La operación tuvo éxito esta vez, pues la primera se produjo el miércoles por la autopista A-7, pero en esa oportunidad logró esconderse con astucia.

Revisando su historial, los oficiales descubrieron que se trataba de una persona verdaderamente violenta. José Arcadio registra siete órdenes de detención, seis sentencias condenatorias de ingreso a prisión por conducir sin licencia y atentado contra la autoridad.

Fue acusado por malos tratos, amenazas graves y maltrato injusto por arrastras del cabello a una fémina en una discoteca y agarrarla a puñetazos. Además, una de sus exparejas, con quien tuvo un hijo, aún tiene protección policial por también ser agredida por el abusivo.

Leer también [Japón en estado crítico por incremento de covid-19 ]

No es el primer caso en España

Un sujeto de origen turco tiró ácido a una mujer en la puerta de su casa de Madrid, en el 2012. De la misma manera, otra fue atacada en 2007, esta vez era una rumana que también quedó grave luego de que su exesposo le tirara lo mismo. Fueron unos de los más sonados, pero no los únicos.

La modelo Gessica Notaro, finalista del Miss Italia 2007, estuvo al borde de la muerte en 2018. Su exenamorado, Edson Tavares, la bañó con el líquido, por lo que resultó con el rostro desfigurado. Al sujeto le dieron 10 años de cárcel, tiempo que no ayuda en nada a la recuperación de la agraviada.

En Perú, cámaras de seguridad captaron a Edmundo Amado Sayas rociando ácido a varias jóvenes en Lima en agosto de 2020. Lo capturaron y en total aparecieron 20 denunciantes contra él. En su defensa indicó que lo hacía “por diversión”. Pese a que ninguna sufrió severos daños, se trataba de un peligro para la sociedad.

Por su parte, la ONU Mujeres cuestiona el fácil acceso que se tiene a la mortal sustancia. En cuanto a la violencia contra las féminas, precisan que se trata generalmente por “venganza por el rechazo de una propuesta de matrimonio u otro tipo de insinuación de carácter sexual o romántico, conflictos relacionados con las tierras, supuesto deshonor, y celos”.