A comer pollo con  piña y verduras

0
239
pollo con  piña y verduras
pollo con  piña y verduras

NO NECESITAS IR AL CHIFA PARA DISFRUTAR UNO, HAZLO TÚ MISMO EN CASA

El pollo con piña y verduras en Perú es un plato muy popular en los restaurantes de comida fusión china llamados “chifas”. Se trata de un plato estilo chino que contrasta sabores agridulces de la piña en la salsa de tamarindo con sabores salados por el pollo, el sillao y la salsa de ostión. Todos estos ingredientes logran un equilibrio que hacen que se convierta en tu favorito.

Si deseas, puedes empanizar las piezas de pollo en maicena o chuño para luego freírlos y darle una textura crujiente a este plato. También puedes acompaña este plato con arroz chaufa. Prepararlo es sumamente fácil y saldrá mejor si aprovechas el arroz graneado que sobró del día anterior, tan solo debes seguir estos pasos:

Empieza sudando unas láminas de kion y ajo en un wok con un chorro de aceite de sésamo. Vuelca el arroz y remuévelo constantemente hasta que se caliente.

Añade un buen chorro de sillao y una pizca de sal. Prueba el arroz y, antes de servir, incorpora cebolla china finamente picada y, si deseas, cubos de tortilla de huevo.

Hoy te enseñamos cómo hacer esta receta sumamente fácil de preparar, no requiere de pasar mucho tiempo cocinándolo.

 

Ingredientes:

  •  1 pechuga de pollo
  •  1 piña
  •  3 pimientos
  •  1 paquete de champiñones
  •  3 naranjas de jugo
  •  50 gramos de sillao claro
  •  2 cucharadas soperas de salsa de ostión
  •  100 gramos de salsa de tamarindo
  •  2 cucharadas soperas de chuño o maicena
  •  1 puñado de cebolla china
  •  1 cucharadita de ajo picado
  •  aceite de ajonjolí c/n
  •  1 pizca de pimienta molida
  •  sal al gusto

 

Preparación:

1 Empieza retirando la cáscara de la piña y, luego, córtala en 4 y retira el corazón. Cuando tengas la pulpa limpia, córtala en bastones gruesos y procede a cortarlos de forma transversal para obtener unos dados medianos.

2 Corta los pimientos en trozos del mismo tamaño que la piña. También separa la parte blanca de las cebollas chinas y pícalas finamente. Mientras que la parte de los tallos puedes cortar en trozos de 4 dedos de largo aproximadamente. Finalmente, corta los champiñones en cuartos.

3 Aparte, prepara un jugo con la naranja y con 100 gramos de piña. Cuélalos.

4 Mezcla estos jugos en un bowl y añade un buen chorro de sillao claro, un par de cucharadas de salsa de ostión y la salsa de tamarindo.

5 Cuando lo tengas bien mezclado agrega un par de cucharadas de chuño o maicena para que luego espesen esta salsa con el calor. Mezcla bien y asegúrate de que no queden grumos.

6 Retira la carcasa de las pechugas y corta en tiras medianas, después procede a cortarlas en cubos. Salpimienta estas piezas.

7 Calienta una olla grande con un buen chorro de aceite y comienza a sellar los dados de pollo. Puedes hacerlo en tandas para evitar que se sancochen. Reserva aparte.

8 En la misma sartén vierte un chorro de aceite de sésamo para sofreír la parte blanca de la cebolla china y el ajo.

9 Después de un par de minutos añade los pimientos y sofríelos. Luego, incorpora los champiñones.

10 Cuando los vegetales empiecen a tomar color, integra los trozos de piña y mantenlos en el fuego removiendo esporádicamente hasta que se suavicen.

11 Vierte la mezcla de tamarindo dentro de la olla, mueve constantemente hasta que espese y deja que rompa hervor.

12 Inmediatamente agrega el pollo, continúa removiendo y deja que hierva solo por un par de minutos para terminar con la cocción.

13 Finalmente, rectifica la sazón del pollo con piña chino, integra la cebolla y sirve inmediatamente decorando con semillas de ajonjolí. ¡Buen provecho! Cuéntanos en los comentarios tu opinión y comparte con nosotros una fotografía del resultado final.

Leer también:

¡Que rico pollo al sillao!