Viaje seguido y con poco presupuesto

0
130
Viajero
Viajero

Uno de los mayores prejuicios que tienen las personas para viajar es pensar que se necesitan mucho dinero para hacerlo. Con esa excusa, no se dan la oportunidad de conocer maravillosos lugares, pero no es así. Solo se necesita una buena administración y, por supuesto, todas las ganas de hacerlo.

La planificación es un elemento clave para lograrlo y poder viajar con un dinero limitado

La planificación es un elemento clave para lograrlo y poder viajar con un presupuesto limitado, pues existen muchas opciones a las cuales recurrir si planificas con tiempo el viaje y pones en práctica algunos consejos para ajustar el presupuesto.

Viajes

RECOMENDACIONES

Evita el factor sorpresa:

Cuando se tiene poco presupuesto, una de las mejores opciones es planificar con tiempo el viaje de manera que se puedan conseguir los mejores precios y ofertas tanto de vuelos como de hospedaje. Al decidir de un momento posiblemente todos los precios sean mucho más altos que si lo haces con anticipación.

La temporada baja será una gran opción al momento de elegir las fechas para viajar con poco dinero, pues encontrarás opciones más acordes con lo que necesitas y hasta podrás disfrutar más de todos los sitios de la ciudad que quieras visitar.

Si no planificas el viaje, debes tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, las reservaciones de última hora suelen ser mucho más caras. Ya sabes: si quieres ahorrar, planificarte será la mejor opción.

Opta por equipaje ligero:

La mayoría de las veces, las aerolíneas suelen cobrar por el equipaje si sobrepasa cierto límite. También existen las que ofrecen descuentos por el simple hecho de no incluir un equipaje. Esto es una buena opción para ahorrar dinero en el viaje, y lo puedes hacer llevadero usando mochilas o equipaje de mano que no impliquen un gasto adicional por equipaje que tal vez no sea tan necesario.

Además, no olvides el gran detalle de viajar sin equipaje: mayor comodidad. No lo pienses dos veces y selecciona solo lo necesario, descartando accesorios o vestimenta que realmente no utilizarás.

Evalúa todas las opciones disponibles:

En todos los destinos casi siempre encontrarás opciones para elegir desde alojamientos hasta restaurantes o transportes. La idea es investigar cada una de ellas para ver cuál resulta más conveniente y así ahorrar dinero.

Por ejemplo, en vez de buscar hoteles muy costosos o reconocidos, puedes optar por pequeños hostales. No olvides que al viajar estarás más tiempo fuera de la habitación que en ella (todo dependerá de lo que quieras), así que un pequeño espacio para descansar puede ser suficiente para lograr tu objetivo de conocer el mundo.

Asimismo, investiga los tipos de transporte que hay en el destino al que vas de manera que puedas utilizar autobuses, trenes y otras formas de traslado mucho más económicas que los taxis o autos privados. Incluso alquilar un auto por varios días puede ser un ahorro si lo comparas con otros medios de transporte.

Organiza los gastos según el presupuesto:

Establece prioridades en cuanto a los gastos del viaje, dándole mayor importancia a los que realmente necesitas cubrir como: alojamiento, comida, seguros, entre otros. Haz un pequeño presupuesto con lo investigado como costo de la comida y hoteles, lo que te permitirá conocer cuánto debes destinar aproximadamente para los días de estadía.

Ir con un plan ya establecido o una idea de lo que puedes gastar evitará que te quedes sin cubrir alguna necesidad primordial durante el viaje. Busca opciones que ofrezcan descuentos al combinar servicios, como hoteles con desayuno incluido.

Escoge bien los sitios turísticos a visitar:

Existen muchos lugares de interés que se pueden visitar de forma gratuita o por poca cantidad de dinero. Investiga acerca de parques, museos, espectáculos de calle y otras actividades gratuitas y opta por participar. Muchas veces son grandes descubrimiento gracias a los cuales podrás disfrutar de tu destino sin invertir demasiado dinero.

Igualmente, puedes conseguir paquetes turísticos que ofrezcan la visita a diferentes atractivos del lugar por un monto bastante accesible. Solo debes buscar y evaluar opciones. El objetivo principal es pasar un rato agradable, conocer y, por supuesto, descansar de la rutina.

Investiga todas las aerolíneas disponibles:

A veces se buscan tickets solamente en las aerolíneas más reconocidas, pero existe una cantidad de empresas que prestan servicios aéreos a un costo mucho menor, lo que es un verdadero plus al momento de pagar vuelos y destinos.

Algunas aerolíneas low cost ofrecen un gran servicio con precios más accesibles para los pasajeros. Para hacerlo posible, algunas dan de baja servicios adicionales que eleven los costos y ofrecen descuentos por pedidos con antelación, dependiendo de los destinos y las fechas. Considerarlas es una excelente opción si deseas viajar con poco dinero y disminuir el monto a pagar por tu viaje.

Reduce el gasto hormiga:

En ocasiones, las personas suelen excederse en los viajes por tratarse de un momento de disfrute, pero si no se cuenta con el dinero suficiente, es mejor estar muy atento a cada uno de estos excesos. Distribuir bien el dinero consiste en no gastar en cosas innecesarias si lo que queremos realmente es disfrutar el destino, por lo que puedes evitar comprar recuerdos o souvenirs, especialmente si es en locales para turistas, museos o sitios donde los productos suelen ser costosos.

Otra opción es evitar comer todos los días o todas las comidas en la calle y conformarse con comprar algunos alimentos en el supermercado, con lo cual se puede reducir mucho el gasto en comidas.