Talibanes matan a ocho supuestos miembros del Estado Islámico

0
955
Talibanes matan a ocho supuestos miembros del Estado Islámico
Talibanes matan a ocho supuestos miembros del Estado Islámico

Los talibanes afirmaron que han abatido al menos a ocho supuestos miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en varias operaciones en el este de Afganistán, tras varios atentados contra la formación islamista ocurridos en los últimos días y reivindicados por el grupo terrorista.

En varias operaciones en el este de Afganistán, tras varios atentados contra la formación islamista

“Los muertos pertenecen al Estado Islámico y han fallecido en las últimas 24 horas en la ciudad de Jalalabad y el distrito de Achin”, de la provincia de Nangarhar, dijo a Efe el director provincial de la oficina de Cultura e Información, Hanif Nangarhari.

Un funcionario provincial, que pidió el anonimato, indicó a Efe que los ocho supuestos yihadistas murieron a consecuencia de una serie de operaciones lanzadas por los talibanes.

Los ocho cadáveres, acribillados a balazos, fueron trasladados al hospital provincial de Nangarhar, dijo a Efe una fuente de la Dirección de Salud Pública local, que pidió el anonimato.

Leer también [Tiroteo en Tennessee deja dos muertos, incluido al atacante, y al menos 12 heridos]

Las operaciones de los talibanes llegan tras varias explosiones que tuvieron lugar el sábado y el domingo pasado en la ciudad de Jalalabad, en las que al menos nueve personas murieron y unas 25 resultaron heridas, de acuerdo con los talibanes.

Estos ataques fueron reivindicados por el EI, y se trata de los primeros atentados que tienen lugar en el país desde que los talibanes tomaron el control total del Afganistán con la retirada de las tropas de EE.UU., poco antes de la medianoche del 31 de agosto.

La región de Nangarhar se ha mantenido como la principal zona de operaciones en Afganistán del EI desde que el grupo se instaló en el país en 2015. En los últimos años ha habido en esta zona numerosos enfrentamientos entre sus combatientes, los talibanes y las tropas afganas y extranjeras.

 

VOLVERÁN A APLICAR EJECUCIONES Y AMPUTACIONES EN AFGANISTÁN

Desde que retomaron el poder en Afganistán el pasado 15 de agosto, los talibanes han asegurado que su régimen sería un poco más moderado que el que impusieron en la década de 1990.

Esa moderación, sin embargo, podría resultar bastante limitada.

Su nuevo encargado de prisiones, el mulá Nooruddin Turabi, dijo a la agencia AP que el nuevo gobierno retomará los castigos extremos como las ejecuciones y las amputaciones.

Turabi, quien en los 90’s fue el jefe de la policía religiosa, aseguró que esta vez esos castigos no se aplicarán a la luz pública como hacían hace 20 años.

El funcionario aseguró que las amputaciones son “necesarias para la seguridad”.

Además, rechazó las críticas que habían recibido en el pasado por su política de ejecuciones públicas.

“Nadie nos va a decir cómo deberían ser nuestras leyes”, afirmó.

El retorno de las amputaciones y de las ejecuciones no es la única señal de que la moderación prometida por el Talibán es mucho menor de lo que esperan los gobiernos de Occidente.

Desde que retomaron el poder ha habido numerosas informaciones sobre la comisión de presuntas violaciones a los derechos humanos ocurridas en todo el país.

Este jueves, la ONG Human Rights Watch alertó que los talibanes en Herat estaban “buscando a mujeres de alto perfil, negándole a las mujeres la libertad de movimiento fuera de sus hogares e imponiendo un código de vestimenta obligatorio“.

Previamente, en agosto, Amnistía Internacional acusó al Talibán de estar detrás de la masacre de nueve personas pertenecientes a la minoría hazara.

Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, dijo entonces que la “brutalidad y la sangre fría” de esos asesinatos eran “un recordatorio del pasado del Talibán y un indicador espeluznante de lo que el gobierno del Talibán podía traer”.