Silva está recontra escondido y no aparece ni su sombra

0
77
Juan Silva
Juan Silva

El último domingo, la Policía Anticorrupción allanó una vivienda ubicada en el distrito de Carabayllo y encontró el pasaporte del prófugo extitular del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) Juan Silva y prendas de vestir que le pertenecerían. Este operativo se realizó luego de recibir la versión de un informante sobre la supuesta presencia del exministro en el inmueble.

Tras llamada de informante salieron a buscarlo, pero hasta ahora “no lo encuentran”

Según medios locales, los policías fueron el mismo día en la noche hasta la zona, pero se equivocaron de dirección e intervinieron otro inmueble. El confidente volvió a contactarlos y les indicó la ubicación exacta en la urbanización Santa María, en el mencionado distrito. Asimismo, señaló que tras la fallida intervención policial, de la vivienda salió una camioneta anaranjada y aseguró que vio a Silva Villegas en el interior del vehículo.

Tras identificar que la propiedad le pertenece a María Alcalá Pimentel -hermana de Carmen Alcalá Pimentel, cercana a Juan Silva-los efectivos policiales retornaron el lunes.

Luego de las 8 p.m. de ese día, un grupo de agentes ingresaron a la casa por el techo, con el objetivo de evitar una posible fuga del exministro y de sus acompañantes. En la revisión del sitio, se encontró una bolsa negra que contenía el pasaporte de Juan Silva y ropa que sería del exministro.

No obstante, según indica un informe de la Fiscalía de la Nación se comprobaría que la Policía Nacional del Perú, a través de su Dirección contra la Corrupción, no habría cumplido la labor de videovigilancia al exministro Juan Silva, lo que generó que este no pudiera ser ubicado y, por ende, se fugara de la vivienda de Carabayllo.

Leer también [Castillo se pone a disposición de la justicia peruana]

Las características del vehículo correspondían a lo señalado por el informante. Con conocimiento del Ministerio Público, los agentes incautaron los teléfonos celulares de las tres personas que habitaban el inmueble de Ventanilla.

Al revisarlos, notaron que el número telefónico de Silva estaba grabado en los registros de contactos y que los mensajes vía WhatsApp habían sido borrados.