Refuerzan seguridad del Capitolio ante marcha de ultraderecha

0
29
Capitolio
Capitolio

Después del asalto del 6 de enero, una valla metálica de color negro y de 2,4 metros de alto restringió el paso de vehículos y peatones al Capitolio.

La Policía está alerta ante la protesta convocada en apoyo de quienes fueron detenidos por el asalto del pasado 6 de enero

La Policía anunció el último lunes que está reforzando la seguridad en el Capitolio de EE.UU. ante una marcha de ultraderecha convocada para el próximo sábado, con la colocación de una valla en los alrededores similar a la que protegió la sede parlamentaria tras el asalto del 6 de enero.

Leer también [Francia: Trabajadores de sanidad estarán obligados a vacunarse contra la COVID-19]

En declaraciones a la prensa, el jefe de la Policía del Capitolio, Tom Manger, indicó que la valla comenzará a ser instalada “un día o dos” antes de la protesta de ultraderecha y “si todo va bien, será retirada muy poco después”.

Después del asalto del pasado 6 de enero y durante seis meses, una valla metálica de color negro y de 2,4 metros de alto restringió el paso de vehículos y peatones a la sede del Congreso de EE.UU., que hasta entonces se había enorgullecido de estar abierto a todos los ciudadanos estadounidenses.

La Policía está alerta ante la protesta convocada para el 18 de septiembre y cuyo objetivo es apoyar a quienes fueron detenidos por el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, en el que murieron cinco personas, entre ellas un agente.

El organizador principal de esa protesta es Matt Braynard, un exasesor del expresidente Donald Trump (2017-2021), y quien estima que la asistencia llegará a 700 personas.

Todavía se desconoce si acudirán miembros de los grupos de ultraderecha más radicales como Proud Boys y Oath Keepers.

Esos dos grupos sí participaron en la protesta del 6 de enero, cuando una turba de seguidores de Trump irrumpió en la sede del Congreso de EE.UU. para impedir la ratificación de la victoria en las elecciones de noviembre de 2020 del candidato demócrata y actual mandatario, Joe Biden.

Este lunes, la Policía arrestó a un hombre que tenía una bayoneta, un machete y varios cuchillos en su camioneta, que estaba aparcada cerca de la sede del Partido Demócrata y a pocos metros del Capitolio.

El vehículo del detenido tenía pintados en el exterior una esvástica y varios símbolos supremacistas blancos, pero aún se está investigando si tiene lazos con grupos de ultraderecha o si tenía previsto participar en la marcha del sábado.

AUTORIDADES INVESTIGAN AMENAZA CERCA DEL CAPITOLIO

Un vehículo sospechoso cerca del edificio del Capitolio de Estados Unidos y la Biblioteca del Congreso, en Washington, estaba siendo investigado por posibles explosivos, informó el último jueves la policía, que pidió a la gente que abandonara la zona.

La Policía del Capitolio de Estados Unidos “está movilizándose por un vehículo sospechoso cerca de la Biblioteca del Congreso”, informó la institución en Twitter. “Se trata de una investigación activa de amenaza de bomba“.

El FBI informó que también se unió a la investigación. Tanto el Senado como la Cámara de Representantes están actualmente en receso, pero el personal está trabajando en el complejo del Capitolio.

La policía está “enviando negociadores para hablar con un hombre en un camión que está haciendo esta amenaza”, dijo la cadena CNN, citando una fuente policial.

Las fuerzas del orden no han confirmado esta última información, pero llaman a la gente a evitar la zona alrededor de la Biblioteca del Congreso, que está frente al Capitolio -sede del Congreso-, del otro lado de una calle y un parque.

EVACUACIONES PREVENTIVAS

La sede principal de la Biblioteca del Congreso fue evacuada, al igual que un edifico de oficinas del Senado, según medios. También se reportó que fue evacuada la sede del Partido Republicano, que está en el vecindario.

El recinto del Capitolio está bajo fuertes medidas de seguridad desde un mortal asalto el 6 de enero por parte de partidarios del expresidente republicano Donald Trump.

El 2 de abril, un agente de policía murió y otro resultó herido cuando un joven embistió con su coche un puesto de control que protegía la entrada, antes de ser abatido.