Ponte en forma acompañada de tu mascota

0
147
Ponte en forma acompañada de tu mascota
Ponte en forma acompañada de tu mascota

Si deseas hacer ejercicio y cuentas con un perro como mascota, hacer ejercicio junto a él los mantendrá a ambos más felices y saludables.

Es una forma de que tu engreído explore y socialice, además refuerces tu relación con él o ella

No es solo hacer sus necesidades. También es una forma de que explore, socialice, y refuerces tu relación con él. Con la actividad física adecuada estará más tranquilo, dormirá mejor, y no desarrollará comportamientos ansiosos.

La obesidad y la inactividad son perjudiciales para su bienestar. Y a la hora de elegir actividades hay que tener en cuenta factores como la edad, su estructura física y sus gustos.

 

LA EDAD DEL PERRO

Cachorros:

Su actividad física debe ser moderada, es indispensable tener al día el esquema de vacunación y desparasitación de tu cachorro. Si aún no completa todas sus vacunas puedes realizar ejercicios de estimulación temprana para desarrollar sus capacidades físicas y cognitivas.

Pero si es apto para realizar actividad física puedes iniciar con caminatas cortas intercaladas con periodos de descanso. Es recomendable uno o dos paseos diarios. Además, puedes realizar ejercicios de adiestramiento canino en casa como: reconocer su nombre, sentarse, caminar junto a ti, etc.

Perros jóvenes – adultos:

A partir de los 12 meses de vida un perro está desarrollado completamente y el ejercicio físico es vital para su rutina diaria, especialmente en razas de perros más activas que otras. Los veterinarios recomiendan 3 paseos al día de unos 15 a 20 minutos.

Perros ancianos:

Al iniciar la vejez cambia su estado físico ya que se puede dar la aparición de callos, pérdida de masa muscular, enfermedades, debilidad en sus sentidos y dolor en sus huesos. Por ello, su actividad física debe ser medida y adaptada, como recorridos cortos y movimientos suaves. También puedes realizar algunos masajes en su cuerpo, y aunque no sea una actividad física puede ayudar a mejorar su flexibilidad y sistema circulatorio.

La estructura física:

La variedad canina es muy grande, y cada una tiene limitaciones, tanto como en tamaño y en la forma física de cada uno. Las actividades deben ajustarse al tipo de perro que tienes. Los perros gigantes deben soportar más peso, por lo que hay que cuidar sus articulaciones.

La temperatura:

No puedes practicar las mismas actividades todo el año. La natación puede ser una muy buena elección cuando la temperatura sube mucho, y correr o pasear son más adecuadas cuando hace frío.

 

ALGUNOS EJERCICIOS

Aprovechar las escaleras:

Si disponemos de escaleras, podemos aprovechar para usarlas con nuestro perro. Es una opción muy buena, a la vez que simple, para que realice ejercicio físico dentro de casa o algún edificio.

Sentadillas y patas:

Párate con los pies separados al ancho de las caderas y baja las caderas, manteniendo tu peso en los talones y tu pecho hacia arriba. Tus rodillas no deben pasar los dedos de tus pies cuando mires hacia abajo.

Para incluir a tu perro en esta actividad, coge las dos patas delanteras de tu peque y sostenlas frente a ti. Ponte en cuclillas, y permite que tu perro baje algunos centímetros también. Luego, vuelvan ambos a la posición inicial. Repítelo.

Jugar con una pelota:

Mascota: Lanzar una pelotaLanzar una pelota es una de las actividades preferidas de los canes y la disfrutan tanto ellos como sus amos. Este ejercicio es muy interactivo, lo que refuerza la conexión entre el dueño y el perro, y es bastante estimulante desde un punto de vista físico y mental para ambos. Físico porque requiere velocidad y resistencia, y mental para descubrir dónde lanzar la pelota y cómo recuperarla.

Contenido audiovisual:

Existen vídeos o canales de YouTube creados especialmente para perros, que utilizan estímulos sonoros y visuales para mantener su atención. No será lo mismo que un paseo o un juego, pero es una manera diferente para que se distraigan un rato.

Correr o caminar con ellos:

Si tenemos espacio en casa o vivimos cerca de un espacio al aire libre, correr hacia nuestras mascotas y hacer que nos persigan es un juego entretenido, y que les gastará energía. La opción de caminar también es ideal para ellos.

Hacer yoga con tu perro:

Termina tu entrenamiento con un poco de Doga (significado dog (perro) y yoga). Cuando tu peludo comience a estirarse, acompáñalo haciendo estas posiciones de yoga:

  • Postura del niño: ponte de rodillas y siéntate sobre tus talones, estirando los brazos directamente frente a ti.
  • Postura del perro mirando hacia abajo: coloca tus manos y pies sobre el suelo y empuja tus caderas hacia atrás. Sentirás un estiramiento en tus pantorrillas. Mientras tanto, deja que tu perro interactúe contigo. Pídele que se siente o acueste, cuando pasas de la postura del niño a la postura del perro mirando hacia abajo y viceversa.