Piden 53.000 dólares por camiseta que Cristiano Ronaldo regaló

0
939

Camiseta que Cristiano Ronaldo le regaló a una auxiliar de seguridad es valorizada alrededor de 53.000 dólares

Previo al enfrentamiento del Manchester United contra el Young Boys en la primera fecha de las Champions League, Cristiano Ronaldo, le lanzó un pelotazo a una auxiliar de seguridad. Es por ello, que apenas sucedió se acercó para ayudar a la mujer aturdida. En señal de amistad el deportista le regaló su camiseta.

La brasileña Marisa Nobile, fue la víctima de la casualidad, quien quedó acostada en el piso por el choque recibido desde una considerable distancia.

“Cuando me di la vuelta y vi al público, sentí algo muy fuerte en la cabeza. Me di la vuelta y vi a Ronaldo. Me estaba acariciando la cara y me preguntó si estaba bien. Le dije ‘¿En serio? ¿De verdad eres tú?’”, mencionó la Nobile al ser entrevistada por Globoesporte.

El suceso se dio mientras el futbolista calentaba para el encuentro con el equipo rival. Por esa razón, pudo acercarse a preguntar si se encontraba bien y si el golpe le había afectado el oído.

Como muestra de buena fe, Ronaldo le regaló su camiseta cuando acabó el partido.

“Una tienda de relojes ya me ha ofrecido ponerme la camiseta y hacerme una foto con sus joyas. Mis hijos me la han pedido y ya no hay forma de que la camiseta se la quede otra persona. La pondré en un marco. Es algo especial. ¡Me han ofrecido mucho dinero, hasta 53.000 dólares! ¡Dije que no!”, añadió la brasileña.

En otras declaraciones, la afectada mencionó haber tenido un impase con el conocido CR7, cuando él aún jugaba para el Real Madrid.

“Se había acabado el partido y él siguió entrenando en el campo. Nosotros (los agentes de seguridad) estábamos muy cansados y él no se iba. Fui a quejarme, yo ni siquiera sabía quién era, lo juro. Le dije: ‘Hombre, estamos cansados, tienes que irte’. Se enfadó y me insultó, y luego yo también lo hice. Fue muy grosero, me insultó y me dijo que me fuera. Y yo le dije: ‘Sigue. Tú, como jugador, deberías ser un caballero. Aquí, en Suiza, todo el mundo se va en su coche o autobús y sale del estadio después del partido’”.