Pablo Sánchez será el nuevo fiscal de la Nación interino

0
285
Pablo Sánchez será el nuevo fiscal de la Nación interino
Pablo Sánchez será el nuevo fiscal de la Nación interino

El fiscal supremo asume su puesto por su antigüedad en la Junta de Fiscales Supremos. Su primer objetivo será reestructurar el liderazgo en el Ministerio Público

Pablo Sánchez Velarde, fiscal supremo, tomará temporalmente el cargo de fiscal de la Nación tras la suspensión provisional de Patricia Benavides por la JNJ. La medida surge de acusaciones de liderar una presunta red delictiva.

Según lo establecido en la Ley Orgánica del Ministerio Público, Sánchez asume este cargo cuando la Junta de Fiscales Supremos no puede elegir un nuevo fiscal de la Nación, siendo la persona con mayor antigüedad quien ocupa dicho puesto.

Exactamente, Sánchez cumple con este requisito al formar parte de la JFP desde el 20 de julio de 2018, representando al despacho de la Primera Fiscalía Suprema Penal.

Juan Carlos Villena Campana, al liderar la Fiscalía Suprema de Familia, no era elegible para ser fiscal de la Nación, ya que se unió a la JFP en junio pasado después de ser designado por la JNJ, no cumpliendo con el requisito de antigüedad en la junta.

Sánchez y Villena emitieron un comunicado instando a Patricia Benavides a presentar su renuncia a la Fiscalía de la Nación. Esto se dio luego de que se descubriera la implicación en actos de corrupción de sus asesores más cercanos: Jaime Villanueva, Abel Hurtado y Miguel Girao.

Nueva ocasión

Es importante recordar que esta no es la primera vez que Pablo Sánchez asume el liderazgo del Ministerio Público en situaciones de crisis. En 2015, también ocupó de manera interina el cargo de fiscal de la Nación tras la suspensión de Carlos Ramos Heredia por parte del ya extinto Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

En ese mismo año, la Junta de Fiscales Supremos se reunió para ratificar a Sánchez, quien ejerció su mandato de tres años hasta julio de 2018. No pasó mucho tiempo antes de que regresara al cargo una vez más.

El 7 de enero de 2019, asumió interinamente la fiscalía de la Nación luego de la renuncia de Pedro Chávarry. Este último se apartó debido a los cuestionamientos generados por sus conflictos con los equipos especiales de los casos Lava Jato y Los Cuellos Blancos del Puerto.

Sánchez, tras recibir el encargo de reemplazar a Chávarry, convocó a una Junta de Fiscales Supremos para decidir quién ocuparía el cargo de fiscal de la Nación. Fue entonces cuando cedió la responsabilidad a Zoraida Ávalos, quien ocupó el cargo hasta el 29 de marzo del año pasado.

Ávalos dejó su cargo y Sánchez tuvo que asumir nuevamente hasta el 1 de julio de 2022, momento en el que transfirió sus funciones a Patricia Benavides. Curiosamente, una de las primeras acciones de la fiscal de la Nación fue apartar a Sánchez de la coordinación del equipo especial de Los Cuellos Blancos del Puerto.

Leer más:

Pedro Castillo sigue esperando audiencia

Recomposición

A pesar de volver a ocupar la fiscalía de la Nación, la principal tarea de Pablo Sánchez será reestructurar la Junta de Fiscales Supremos. Como se mencionó antes, junto a su colega Juan Carlos Villena, son los únicos miembros de este órgano en el Ministerio Público, lo que dificulta su capacidad para reunirse y tomar decisiones.

En esta situación, Sánchez podría considerar tomar la decisión de implementar cambios respaldados por la Ley 31718, permitiendo que fiscales supremos provisionales formen parte de la JFP. En caso de hacerlo, los fiscales Franklin Tomy López y Helder Terán Dianderas se verían beneficiados.

Tomy y Terán lideran los despachos de la Primera y Segunda Fiscalía Suprema Transitoria Especializada en Delitos cometidos por Funcionarios Públicos, respectivamente. Curiosamente, ambos ascendieron durante la gestión de Patricia Benavides.

Con el quórum requerido en la JFS, el fiscal Sánchez podría llevar a evaluación la solicitud de la fiscal suprema Delia Espinoza Valenzuela para su reintegración al Ministerio Público, tras haber sido enviada al Jurado Nacional de Elecciones.

Otra opción es que Sánchez anule la destitución de la fiscal superior Marita Barreto como coordinadora del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder, acción que tomó tras revelar la presunta red de corrupción en la que se involucra a Patricia Benavides. Esta revelación provocó la suspensión de Benavides por parte de la JNJ por los próximos seis meses.

loading...