Mas de 107,000 denuncias por violencia familiar en el Perú

0
140
Violencia familiar
Violencia familiar

Los efectos de la pandemia no solo influyen en una crisis económica y sanitaria en el Perú. También la convivencia forzada en los hogares peruanos ha dejado un crecimiento en la violencia familiar. El nivel de violencia ha aumentado a medida que las familias se ven obligadas a quedarse en casa debido a la pandemia del COVID-19.

Hasta agosto de este año se han atendido decenas de casos de mujeres maltratadas por sus parejas

Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), en lo que va del año el Centro de Emergencia Mujer (CEM) atendió en todo el país a 107814 mujeres, de las cuales 41597 tenían entre 30 y 59 años. Le siguen las féminas de entre 18 y 29 años con un total de 25040. Las demás edades suman 41,177.

El CEM también informó que el 39% de denuncias que llegan a sus locales son por violencia física y el 13% por maltrato sexual. Esto afecta a las mujeres.

En el caso de la Línea 100, en lo que va del año se han registrado 137097 consultas telefónicas. Ante ello, se tiene entendido que el 27% son por maltrato físico, psicológica 26% y sexual 6%.

Cabe mencionar que al finalizar el 2020 el CEM registró un total de 114495 los casos atendidos a nivel nacional y la Línea 1 realizó 235791 consultas en línea.

Por otro lado, hasta agosto se denunciaron 107 casos de feminicidos, de los cuales Lima Metropolitana cuenta con 28, seguida por La Libertad, Arequipa, Cajamarca y Junín. Sin embargo, lo que llama más la atención es que solo hay un feminicida sentenciado, el resto de denuncias siguen en proceso de investigación.

Leer también [Torres: Empresa de su cuñada también contrató con el Estado]

Es muy importante entender que cuando se vive en una situación de violencia de familiar, es normal tener miedo a lo que pueda pasar si se denuncia, a perder a los hijos e hijas, a que las agresiones sean más violentas. Aquí lo fundamental es verbalizar lo que está ocurriendo y pedir ayuda a tu familia y/o amigos para denunciar siguiendo lo establecido por la ley.

Además de lo anterior, puedes hacer la denuncia a través de la Línea 100, Chat 100, los Centros de Emergencia Mujer (CEM) del Mimp y las comisarías.

Adicionalmente a esto, el Poder Judicial y el Ministerio Público han indicado que se continuarán atendiendo los casos de violencia familiar durante estos días, mientras que las comisarías a nivel nacional han recibido la indicación de seguir recibiendo las denuncias relacionadas a violencia.

Si no recibes la atención adecuada, puedes llamar a la línea gratuita de la Defensoría del Pueblo 0 800 15170.

¿CÓMO SABER SI SOY VÍCTIMA DE VIOLENCIA?

Aunque cada caso es diferente, existen algunos rasgos comunes que nos pueden ayudar a identificar casos de violencia de género y que pueden darse cuando tu pareja o expareja:

  • Amenaza con hacerte daño a ti o a tu familia
  • Desprecia lo que sientes a menudo
  • Ridiculiza a las mujeres
  • No deja que tengas un trabajo y que ganes dinero para evitar que tengas independencia económica
  • Te humilla o insulta tanto en privado como delante de más personas
  • Te ha agredido físicamente
  • Te aísla de tu familia o de tus amigos
  • Te ha forzado a mantener relaciones sexuales en contra de tu voluntad
  • Mantiene el control sobre tu dinero
  • Toma decisiones que te afectan
  • Si le dices que quieres la separación o el divorcio o romper la relación amenaza con quedarse con tus hijos e hijas.

¿POR QUÉ LAS PERSONAS TARDAN TANTO TIEMPO EN DARSE CUENTA?

La población sólo identifica la violencia cuando es física, cuando hay agresiones fuertes. Conductas de maltrato físico como un empujón o un jalón de cabello se minimizan y se justifican con frases del tipo “es que tiene mucho carácter”, “ha perdido los nervios” o “en realidad no es así”. Es decir, la mayoría no identifica la violencia psicológica, que es la primera violencia y la que siempre aparece en este tipo de relaciones. Asimismo, las mujeres tampoco identifican la violencia sexual, que también es frecuente durante la convivencia o la etapa del enamoramiento.

Otro punto importante es que, los maltratadores culpan a las víctimas de su comportamiento. Pues, les hacen creer que son ellas las causantes de la violencia y estas acaban asumiendo que son culpables de su propio maltrato, también asumen que está en su mano conducirse de manera que no vuelvan a suscitar esa respuesta violenta. Creen falsamente que pueden controlar la situación y cuando se dan cuenta de lo que sucede cuando es demasiado tarde.