Listas de hierbas sanadoras para revitalizar la piel

0
147
Cuidado de la piel
Cuidado de la piel

Sus propiedades fortalecen las fibras de la piel y la producción de colágeno

Aloe vera

El aloe vera o sábila ha tenido innumerables usos durante miles de años. Con más de 200 componentes activos, es una de las plantas más utilizadas en belleza debido a la gran cantidad de propiedades que ofrece para cuidar la piel y mejorar su apariencia.

Es un astringente, hidratante y regenerador. Su gel refrescante ayuda como cicatrizante. Aplica el aloe vera sobre quemaduras, piel seca, heridas, picaduras de insectos, erupciones alérgicas, eczemas o cualquier tipo de picor cutáneo.

Manzanilla

Manzanilla

Esta planta es indispensable para todas las personas que sufren de una piel sensible. Tiene propiedades suavizantes, calmantes y antiinflamatorias. Una infusión de manzanilla sirve para aliviar la piel inflamada por quemaduras solares, urticarias y erupciones. Esta planta es muy beneficiosa para prevenir el cáncer de la piel, reducir ojeras, bajar la hinchazón y aliviar reacciones alérgicas. Se utiliza para tratar la psoriasis, eczema, varicela, dermatitis del pañal y heridas de curación lenta.

Leer también [Hierbas con propiedades diuréticas]

Lavanda

El aceite de lavanda contiene más de 150 elementos activos. Contiene altos ingredientes antiinflamatorios que ayudan a reducir cualquier irritación. Tiene propiedades relajantes y calmantes que puedes usar en la aroma terapia. Utiliza el aceite esencial o la infusión fría para calmar erupciones, eczemas, quemaduras solares, brotes de acné y psoriasis. Aplica el aceite puro sobre picaduras de insectos para disminuir la comezón.

Rosa mosqueta

El Aceite de Rosa Mosqueta es un aceite vegetal con grandes propiedades para la medicina convencional y estética. Su composición con numerosos ácidos grasos esenciales, antioxidantes y vitaminas le otorgan propiedades terapéuticas muy importantes en el tratamiento de la piel.

Rosa Mosqueta

Contiene gran cantidad de antioxidantes y vitaminas, que retrasan los signos de envejecimiento prematuro y las arrugas. Los aceites grasos esenciales de la Rosa Mosqueta mejoran la pigmentación de la piel, su textura y tono. Reduce las marcas de estrías y las manchas de la piel.

Pamplina

Tiene propiedades refrescantes y calmantes para la piel, y alivia los picores del eccema, la soriasis, la urticaria o las llagas. Machaca la planta fresca, añade un poco de agua hervida, envuelve en un paño de muselina y aplica en frío como una cataplasma sobre la piel.

Diente de león

Una de las hierbas limpiadoras más conocidas, la hoja de diente de león se puede combinar con bardana y trébol rojo y tomarla en infusión 3 veces al día durante varias semanas para ayudar a limpiar el acné, eccemas, soriasis y otros problemas de la piel.

Bardana

Bardana

Una de las hierbas limpiadoras más efectivas, de uso interno para tratar problemas crónicos de la piel como la soriasis, los eczemas, el acné, forúnculos pertinaces, llagas, etc. Combina con diente de león y haz una loción de la raíz o tómala en tintura.

Avena

Es uno de los cereales más beneficiosos para la piel. Una buena alternativa para pieles sensibles es utilizar jabones de avena, tiene propiedades suavizantes e hidratantes gracias a sus minerales y aminoácidos. Mezcla avena con agua y aceite para hacer una mascarilla limpiadora y calmante.

Ortiga

Ingeridas como infusión, las ortigas ayudan a reducir la inflamación y tienen una acción antialérgica. Combinada con manzanilla ayuda contra la urticaria y erupciones de la piel. Deja enfriar la infusión para enjuagues finales anticaspa y soriasis del cuero cabelludo.

Trébol rojo

Hierba limpiadora que estimula la salud de la piel. Combinada con diente de león y bardana, tomada en infusión o tintura, e ayuda a limpiar los eccemas, soriasis, forúnculos y cualquier otra enfermedad crónica de la piel.

Tomillo

Efectivo antiséptico y fungicida. Diluye el aceite esencial en un aceite base para tratar las infecciones por hongos tales como la tiña, las aftas y pie de atleta. Realiza una infusión fuerte como loción previsora de infecciones en llagas, heridas o irritaciones de las encías.

Menta

Digestiva, analgésica y antiséptica, ideal para la piel con brotes y acné, ya que desinfecta evitando la formación de nuevos granos. Mezcla 30 gotas de aceite esencial, 120 mililitros de aceite vegetal con unas hojas de menta para crear una loción. Utilízala para masajear los músculos y articulaciones adoloridas. Su efecto frio ayuda a reafirmar la piel.