La matanza de Sebrenica que no tuvo piedad de nadie

0
88
Matanza de Sebrenica
Matanza de Sebrenica

También conocida como el Genocidio de Sebrenica, se trata de una de las más sangrientas matanzas de la historia. Se llevó a cabo entre el 13 y 22 de julio de 1995 en el soberano país europeo de Bosnia y Herzegovina. Fue ejecutada por el Ejército de la República Srpska, liderados por el general Rakto Mladic, y el grupo paramilitar serbio Los Escorpiones. Su plan era exterminar solo a los varones de una zona declarada como “segura” por las Naciones Unidas, pero también le quitaron la vida con los más pequeños.

Fueron 25 años de dolor del mayor asesinato masivo en Europa

Venganza

En internet se puede encontrar diverso material audiovisual sobre esta masacre. Muchos tienen la declaración de Mladic ante las cámaras de televisión. “Ha llegado el momento de vengarse de los musulmanes”, sale expresando con frialdad.

La zona de Potocari, la cual debía ser visitada de manera obligada como lo es Auschwitz, fue el escenario en el que en multitud de casas, escuelas, hangares y bosques alrededor de Srebrenica se destruyeron. Perpetraron más de 8 000 asesinatos de hombres y niños en tres días. Las mujeres no se salvaron del salvajismo, pues fueron separadas en otros ambientes para torturarlas y violarlas.

Todos los muertos quedaron enterrados en fosas comunes, por lo que la labor de la identificación de los cuerpos continúa hasta en estos días. Además, muchos fueron descuartizados y esparcieron los restos con los cadáveres de otras víctimas mortales.

La Fuerza de Protección de las Naciones Unidas y del coronel Thomas Karremans no hicieron nada en su momento. Impidieron que los civiles se refugien en el cuartel. Esto sigue siendo objeto de vergüenza moral, así también como su imagen bebiendo aguardiente con Mladic.

Una vez cometido los hechos, se comunicó a la comunidad internacional y esta tuvo que reaccionar. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) intensificó sus bombardeos a partir del mes de septiembre del mismo año y forzó la finalización de la guerra.

Los Acuerdos de Dayton confirmaron las conquistas territoriales realizadas a través de las operaciones de limpieza étnica, y Srebrenica quedó integrada en la República Serbia de Bosnia (Sprska). Se conformó una Bosnia-Herzegovina confederal con tres entidades étnico-territoriales: bosnia, serbia y croata.

EL ORIGEN DE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

Desde el ámbito del Derecho Internacional contemporáneo, las consecuencias más notables de este genocidio fueron varias. En primer término, la creación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia con un mandato preciso en torno a unas categorías de crímenes específicos (genocidio, contra la humanidad y de guerra). Se examinó 161 casos dictando 90 condenas, todo desde 1993, hasta finales de 2017. Entre las más destacables se encuentran las sentencias de cadena perpetua de Mladic y Karadzic.

El Genocidio de Sebrenica permitió la creación de la Corte Penal Internacional. Creada mediante el Estatuto de Roma de 1998, comenzó su actividad sin parar hasta el año 2002.

No se adoptaron medidas específicas de reparación tras reconocer la responsabilidad. Solo se desarrolló un informe de su Secretario General Kofi Annan, publicado en 1999, en el que aceptaron sus errores y deficiencias en el mandato del Consejo de Seguridad y en la cadena de mando de Unprofor. Pese a ello, en Holanda se presentaron algunas demandas individuales de los familiares de las víctimas debido a que buscan justicia por no tratar de intervenir en los sanguinarios actos.

Todos los 11 de julio, las personas acuden a una ceremonia de conmemoración de Potocari por la inhumación de los restos que se continúan identificando 25 años después.