La cuarentena y las escorts, se han adaptado gracias a plataformas como Tablago

0
36
cuarentena

La situación de cuarentena en la cual todas las personas alrededor del mundo se encuentran, a causa de la pandemia ocasionada por el Covid 19, es sin duda alguna una situación y una realidad que nadie imaginó vivir en ningún momento, y que ha tomado por sorpresa a todas las personas, algunas en mayor medida que a otras. 

Pero más allá del desconcierto natural que ciertamente genera esta situación, hay algo aún más profundo, se trata de los cambios en la vida y la cotidianidad de todas las personas, y en diferentes niveles, desde las dificultades económicas para sobrevivir, hasta las afectaciones a nivel psicológico y emocional, que también son una realidad. 

A nivel económico las afectaciones son claras y evidentes, y es que prácticamente todos los sectores de la economía se han visto perjudicados de manera fuerte, debido a las dificultades para salir y mantener el flujo normal de producción, los negocios se han tenido que reestructurar y adaptar, y en muchos casos también han cerrado. 

El sector de la economía correspondiente a los servicios de compañía y entretenimiento para adultos no son la excepción, y también se han visto fuertemente afectados, sobre todo en una etapa temprana de la pandemia donde hubieron cierres totales y prolongados que ocasionaron una interrupción total de los servicios. 

A medida que la pandemia ha ido avanzando, los cierres se han ido disminuyendo y el mayor flujo de personas ha hecho que el sector de las escorts haya ido teniendo un respiro, aunque todavía no es total, por este motivo la industria para adultos se ha ido adaptando, especialmente gracias al Internet. 

Las escorts se fortalecen gracias al Internet 

Para entender mejor esta situación, vamos a poner como ejemplo a la web de Tablago en Chile que permite publicar anuncios clasificados para adultos, allí las acompañantes o escorts publican sus datos de contacto, y por ejemplo si alguien busca encuentros sexuales con prostitutas en viña del mar, Chile, las puede encontrar y ponerse en contacto con ellas gracias a la web de Tablago. 

Desde luego que alguien que conozca un poco del Internet y haya navegado a través de las diversas páginas disponibles, sabe que este tipo de servicios no son nuevos ni se deben a la pandemia, por el contrario existen desde hace muchos años, y desde su inicio han sido la transición digital de los servicios de escorts hacia la web y las nuevas tecnologías. 

Sin embargo en esta situación de pandemia han dejado de ser una opción adicional y se han convertido en el eje fundamental que ha permitido la continuidad de los servicios, que representan para la mayoría de personas involucradas, su única y principal fuente de ingresos, de ahí la importancia que webs como Tablago han significado. 

Las escorts o acompañantes, han encontrado una posibilidad de encontrar clientes para sus servicios en las webs de anuncios, incluso aquellas que antes de la pandemia preferían no estar en Internet ahora lo están, el crecimiento de visitantes a webs como Tablago también ha sido importante, lo que evidencia su rol fundamental en este sector. 

Los servicios virtuales han sido los que mayor crecimiento han tenido, las escorts ahora no sólo ofrecen servicios de manera presencial, también lo hacen de manera virtual, a través de video llamadas eroticas donde ofrecen sus shows a petición de los clientes, e incluso con la venta de fotografías y videos que también han tenido una demanda importante. 

El funcionamiento de una web como Tablago es bastante sencillo e intuitivo, en primer lugar las escorts se registran y crean una cuenta posteriormente a ello pueden publicar sus anuncios donde describen los servicios e incluyen toda la información relevante como fotografías y datos de contacto como un número de contacto. 

Por su parte los visitantes interesados en contratar un servicio proveniente de una acompañante proceden a realizar una búsqueda, y elegir a la que sea de su interés para ponerse en contacto con ella, y como ya dijimos anteriormente, en estos tiempos no solo se trata de servicios físicos, también virtuales como una video llamada para tener un rato de entretenimiento