Infusiones y remedios para tratar el asma

0
52
Vahos de eucalpito
Vahos de eucalpito

Si tienes asma severa y tus medicamentos regulares no proporcionan el alivio que necesitas, quizás te preguntes si existe algo más para tratar tus síntomas.

Aprovecha sus beneficios en esta época de invierno y humedad

Algunos remedios naturales pueden aliviar tus síntomas, reducir la cantidad de medicamentos que necesitas tomar y mejorar la calidad de tu vida en general. Estos remedios funcionan mejor cuando se toman junto con tus medicamentos recetados para el asma.

INFUSIÓN DE MENTA, ANÍS Y LAUREL

Según la medicina tradicional, la menta tendría propiedades espasmolíticas, lo que resulta beneficioso a la hora de combatir el asma.

Menta y anís

El laurel, por su parte, es conocido por su supuesta producción de hojas medicinales hiposecretoras. Se dice que estas ayudan a combatir problemas como la bronquitis crónica o enfisemas, aunque no está probado científicamente.

Este remedio puede ser combinado también con el anís. Para preparar esta infusión, únicamente hay que mezclar una cucharadita de cada ingrediente. Con respecto al laurel, basta con una hoja seca, en una taza de agua.

MIEL

La miel puede funcionar como un poderoso antiinflamatorio y expectorante natural que ayuda a eliminar las flemas quitando el moco que se acumula en las vías respiratorias.

Se usa frecuentemente en los remedios para la gripe para ayudar a aliviar la garganta y reducir la tos. Puedes mezclar miel con una bebida caliente como el té de hierbas para aliviar tus síntomas. Aun así, existe evidencia científica limitada que apoye el uso de la miel como tratamiento alternativo para el asma.

Leer también [Listas de hierbas sanadoras para revitalizar la piel]

ACEITES OMEGA 3

Se ha demostrado que los aceites omega 3, que se pueden encontrar en el pescado y semillas de linaza, tienen muchos beneficios para la salud. También pueden disminuir la inflamación de las vías respiratorias y mejorar la función de los pulmones en personas con asma severa.

Aceites omega 3

Sin embargo, dosis altas de esteroides orales pueden bloquear los efectos benéficos de los aceites omega 3. Es buena idea hablar con tu médico antes de aumentar tu consumo de omega 3.

AJO

El ajo era usado como un medicamento natural mucho antes de ser usado como condimento. Por sus propiedades antiinflamatorias, es considerado como uno de los remedios caseros más eficaces contra el asma. Distintos ensayos clínicos encontraron que su extracto reduciría significativamente la inflamación de las vías respiratorias.

INFUSIÓN DE KION Y LIMÓN

La infusión de kion y limón resulta beneficiosa gracias a su capacidad para ayudar a disminuir la formación de placas virales. Varios estudios científicos han confirmado que algunos de los componentes del kion tienen efectos broncodilatadores que ayudan a respirar mejor.

Consumido en forma de infusión puede inhibir una enzima que hace que los músculos de las vías respiratorias se contraigan y al mismo tiempo activa otra enzima que relaja las vías respiratorias.

Para prepararla siguiendo una de las recetas populares más conocidas, basta con mezclar un poco de zumo de limón en tres vasos de agua e incluir dos cucharadas de raíz de jengibre fresca. Luego, calienta bien esta mezcla y permite que repose. No hace falta consumirla caliente; puede beberse en frío y los beneficios serán los mismos.

VAHOS DE EUCALIPTO

El eucalipto es un efectivo expectorante y favorece la limpieza de los conductos respiratorios abriendo las vías aéreas y facilitando la respiración. Sus vahos o vapores inhalados son uno de los remedios contra el asma más utilizados en la sabiduría popular. Simplemente pon a hervir en agua varias hojas de la planta y luego apaga el fuego. Respira los vapores que arroja la mezcla y sentirás un alivio casi inmediato.

JUGO DE LIMÓN

Jugo de limón

El zumo de limón mezclado con agua ayuda a evitar que la mucosidad se acumule en los bronquios y limpia el aparato respiratorio de bacterias y gérmenes que podrían dificultar el paso del aire. También puedes inhalar el vapor de la bebida caliente para conseguir mayor efecto.

TÉ VERDE

El té verde es una fuente natural de teofilina, una sustancia con acción broncodilatadora que forma parte de muchos fármacos empleados en el tratamiento del asma y que relaja los músculos que soportan los tubos bronquiales. Se usa para prevenir y tratar el resoplo (respiración con silbido), la respiración entrecortada y la dificultad para respirar.

ROMERO

El romero es otra planta usada desde tiempos remotos por sus propiedades medicinales y aromáticas, y a la que la sabiduría popular le atribuye propiedades desinflamantes y expectorantes para limpiar y despejar las vías respiratorias. Beber una infusión de esta hierba o realizar vahos con ella, puede ayudarte a sentirte mejor.