Estados Unidos atraviesa verdadera crisis con coronavirus

0
70
Coronavirus Estados Unidos
Coronavirus Estados Unidos

El aumento de las infecciones en Estados Unidos, donde los casos excedieron los 3.300.000, de ellos casi 60 mil en las últimas 24 horas, ahora afecta al menos a 35 estados y alarma la continua expansión del mal.

Treinta y cinco estados del país americano se ven comprometidos con la enfermedad

Así surge surge de los datos actualizados de la Universidad Johns Hopkins, que destacan cómo las áreas más afectadas son Florida, donde la situación se está tornando dramática con más de 15 mil casos nuevos en las últimas 24 horas y hospitales en Miami sal borde del colapso.

Pero también es dramática la situación en Arizona, California y Lousiana. Los muertos en el país son más de 135 mil, de los cuales 442 fallecieron el último domingo. El director de Salud Pública de Estados Unidos, Jerome Adams, cree que su país puede “frenar la propagación” del coronavirus “en solo dos o tres semanas si todos ponen de su parte”.

En una entrevista concedida a CBS News, el experto aludió a la utilización de la mascarilla como factor clave para detener la transmisión del virus y por tanto vencer a la Covid-19.

Tenemos la capacidad de cambiar esto muy rápidamente si la gente hace lo correcto“, indicó Adams. Además de pedir que la población se tape la cara con mascarilla, también demandó a la gente el mantenimiento de una distancia de seguridad mínima de 1,8 metros. “Sabemos que es eficaz“, comentó.

Las palabras esperanzadoras del director de Salud Pública llegan en un momento crítico para Estados Unidos. Adams aseguró que ahora mismo la situación es “muy diferente” respecto a la de febrero o marzo.

Según explicó, en este momento hay mucha mayor disponibilidad de equipos de protección individuales y además poseen el medicamento antiviral remdesivir, esteroides y “plasma convaleciente” como tratamientos para la enfermedad. En este sentido, se aventuró a decir que ahora si a una persona se le diagnostica Covid-19 sus posibilidades de fallecer son “significativamente menores” que hace cuatro o cinco meses.

Adams insistió con la importancia de aumentar la realización de pruebas diagnósticas, porque sólo así se responderá a una “enfermedad increíblemente contagiosa”. Pidió que se efectúen entre 600.000 y 700.000 test diarios, que no harían que se detuviera la propagación, pero sí que se desacelerase.