Envían una carta con tres balas al Papa

0
367
Papa Francisco
Papa Francisco

Los Carabineros de Milán, norte de Italia, interceptaron ayer una carta dirigida al papa Francisco que contenía tres balas, según confirmaron el último lunes fuentes del cuerpo militar a EFE.

Misiva fue interceptada por autoridades en Milán, Italia y se debería a temas financieros

La carta fue interceptada en el centro de clasificación postal de Peschiera Borromeo, en la provincia de Milán, e inmediatamente intervinieron los Carabineros del departamento de San Donato Milanese, que abrieron una investigación bajo la autorización de la fiscal adjunta de Milán, Alessandra Cerreti.

Según el diario “Corriere della Sera”, la carta contiene tres balas de calibre de 9 milímetros y un mensaje relativo al último caso de las operaciones financieras en el Vaticano, sobre el que hace algunos días se abrió un juicio contra varias personas y el cardenal defenestrado por Francisco, Angelo Becciu.

La agencia Adnkronos informó que la carta fue enviada desde Francia y el destinatario estaba escrito con bolígrafo, pero apenas legible, aunque se podía identificar: “Papa – Ciudad del Vaticano, Piazza S. Pietro en Roma”.

TRANSACCIONES FINANCIERAS

La carta escrita con un bolígrafo apenas legible contenía un mensaje relacionado con transacciones financieras en el Vaticano, mientras que las balas eran tipo Flobertcalibre 9 milímetros, detalla el medio italiano Corriere della Sera. 

El texto está dirigido a “El Papa – Ciudad del Vaticano – Piazza San Pietro en Roma”.

Los carabineros fueron alertados durante la noche y están investigando el sobre con colegas de la unidad de investigación de Milán. No es la primera vez que envían mensajes de ese tipo

Según el citado medio, el hombre que envió la carta ya es conocido por los gendarmes vaticanos, con quienes los carabinieri de Milán se coordinarán para evaluar el gesto y el posible peligro.

Quien envió el sobre, de hecho, ya habría enviado cartas al Vaticano en el pasado, y en este momento la información que más interesa a los investigadores es saber dónde está.

Además, las autoridades alertaron de un objeto adicional que iba en el paquete al momento de ser incautado por los carabineros.

El medio informa que el sello de la carta es francés, y en el sobre también habría una copia de un depósito de 10 euros, pero no se sabe para qué y bajo qué circunstancias se habría hecho.

LA TRAMA QUE SACUDE EL VATICANO

El pasado 29 de julio se llevó a cabo en el Vaticano la primera audiencia del macrojuicio contra una decena de acusados, entre los que se encuentra el otrora influyente cardenal Beccio, por presunto desvío de fondos y corrupción.

Es la primera vez que un prelado se sienta en el banquillo de los acusados ante un juez en el Vaticano. El papa Francisco incluyó recientemente esta modificación en el ordenamiento jurídico vaticano, ya que, hasta el momento, los cardenales eran juzgados a puerta cerrada por otros cardenales.

El sumo pontífice podía haber puesto el caso en manos de la justicia italiana, pero decidió que la Santa Sede asumiera el proceso como muestra de su voluntad por condenar públicamente la corrupción en la Curia romana y para indagar más sobre el escándalo en el que está involucrado uno de sus más estrechos colaboradores.

FRANCISCO SE RECUPERA

El papa Francisco retomará el próximo miércoles las audiencias generales con fieles después de que se suspendieran el mes de julio durante el periodo de reposo del pontífice y en el que además se sometió a una operación de colon.

Debido a las altas temperaturas en la capital italiana, la audiencia se celebrará en el aula Pablo VI y no en el patio de San Dámaso, donde se habían celebrado hasta ahora debido a las medidas sanitarias, ya que tiene un aforo más limitado.

El papa Francisco se había mostrado en público durante el rezo del ángelus dominical celebrado desde un balcón del hospital y en los posteriores ya de regreso en el Vaticano, pero por el momento no había celebrado ningún acto público, por lo que será la primera vez que se le podrá ver caminando tras la operación.

El pontífice, de 84 años, fue dado de alta el pasado 14 de julio después de pasar diez días en el hospital Agostino Gemelli tras ser operado “una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante”, en la que se le extrajo una parte del colon y que requirió anestesia general.