El Príncipe Guillermo falta al funeral de su padrino Constantino

0
194
El Príncipe Guillermo falta al Funeral de su Padrino Constantino
El Príncipe Guillermo falta al Funeral de su Padrino Constantino

Guillermo ha asumido temporalmente las funciones de representación de su padre en eventos públicos, su presencia ante las cámaras ha sido limitada

El mundo de la realeza europea quedó sorprendido esta semana por la ausencia del Príncipe Guillermo en el funeral de su padrino, el rey Constantino de Grecia. Aunque su presencia estaba programada, Guillermo excusó su ausencia en el último momento, argumentando “razones personales”. Esta decisión dejó a la Reina Camila como máxima representante de la monarquía británica durante el evento celebrado en la capilla de San Jorge de Windsor.

El “plantón” de Guillermo, quien vive a pocos minutos del lugar del funeral, levantó especulaciones sobre la salud de su esposa, Kate Middleton, aún en proceso de recuperación de una operación abdominal realizada en enero. A pesar de los rumores, el Palacio de Kensington aseguró que la princesa de Gales “se encuentra bien”, sin ofrecer más detalles al respecto.

Kate Middleton

Su última aparición pública fue hace 10 días en la entrega de los premios Bafta. Mientras tanto, el Palacio de Kensington había anunciado previamente que Guillermo balancearía sus obligaciones oficiales con sus responsabilidades familiares durante la recuperación de Kate Middleton.

También te podría gustar:

Ciudad italiana reduce impuestos hasta 200 € por adoptar un perro

La ausencia de Guillermo se confirmó a último momento, poco antes del inicio de la ceremonia en honor a Constantino. Aunque su nombre figuraba en el programa especial del evento, el príncipe telefoneó personalmente a la familia del difunto rey griego para justificar su ausencia en el último momento.

En el funeral, la Reina Camila estuvo acompañada por su cuñada, la princesa Ana, en una ceremonia que dejó en evidencia los desafíos que enfrenta la monarquía británica debido a las ausencias del monarca y de la Princesa de Gales. A pesar de ello, otros miembros de la familia real, como el príncipe Andrés y su ex esposa Sarah Ferguson, estuvieron presentes, junto con representantes de la aristocracia británica.

Curiosamente, el Rey Carlos estuvo en el castillo de Windsor poco antes del inicio de la ceremonia, pero abandonó el complejo antes de la llegada de los invitados.

Mientras la monarquía británica enfrenta estos desafíos, el Rey Carlos ha buscado apoyo espiritual durante este período difícil, mostrando su determinación para superar esta etapa de su vida.