El “90” del cártel de Sinaloa cae en misa por vínculos con los Chapitos [VIDEO]

0
277
José Brayan Zepeda Salgueiro
José Brayan Zepeda Salgueiro

José Brayan Zepeda Salgueiro, el 90, acudió a una misa de bautizo vestido de manera elegante para la ocasión, pero cuando su nombre fue pronunciado dentro de la iglesia, agentes del Ejército interrumpieron la misa para llevárselo por sus presuntos nexos con los Chapitos en el Cártel de Sinaloa.

En el operativo participaron la Sedena, el CNI, Conase y Fiscalía de Chihuahua

Este sujeto de 30 años fue ubicado por agentes de inteligencia y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), luego de que se supiera que acudiría a la celebración de una fiesta en Culiacán, bastión del grupo delictivo.

De acuerdo con informes obtenidos, el 90 pertenece a la familia de los Salgueiro Nevárez que operan al sur de Chihuahua para Los Menores, el apodo designado a los hijos de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, los llamados Chapitos.

Este 18 de febrero fue detenido en la Iglesia del Padre Cuco en la colonia las Quintas. Se le cumplimentó la orden de arresto por el delito de secuestro agravado, pues según la causa penal 444/2021, participó en la privación ilegal de la libertad de una persona el 19 de mayo de 2020.

El sacerdote preguntaba a Zepeda Salgueiro, dos mujeres y un hombre más si renunciaban a satanás, pero de pronto arribaron los efectivos de fuerzas federales. El momento exacto fue recuperado en un vídeo difundido en redes sociales.

La ceremonia religiosa se desarrollaba en aparente tranquilidad, sin embargo, invitados y familiares se vieron sorprendidos cuando llegaron por uno de quienes estaban frente al altar, lo jalaron del brazo izquierdo y lo llevaron directo al aeropuerto de la ciudad para ser trasladado en una aeronave de las Fuerzas Armadas rumbo a Chihuahua.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó del arresto del supuesto generador de violencia en la zona noroeste del país e integrante de un grupo delincuencial. En las acciones también participaron la Coordinación Nacional Antisecuestro; el Centro Nacional de Inteligencia y la Fiscalía de Chihuahua, mediante la Unidad Especializada en Combate al Secuestro.

En 2015, cuando había escapado el Chapo Guzmán por segunda vez, la entonces Procuraduría General de la República identificaba a Gente Nueva, cuyas operaciones estaban en Chihuahua y Sinaloa. Habrían sido entrenados por desertores del Ejército y la Policía Federal y el grupo se conformaba por hombres de entre 20 y 30 años.

Leer también [Putin reconoce independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk]

Noel Salgueiro Nevárez, el Flaco, fue el fundador, pero dejó vacante el liderazgo tras ser arrestado en 2011 y extraditado a EEUU en diciembre de 2019. Así fue como ascendieron sus hermanos Ruperto, José y Heriberto Salgueiro Nevárez, todos operan bajo el paraguas de la federación del Cártel de Sinaloa, según el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Por cada uno de estos sujetos se ofrecieron 5 millones de dólares de recompensa en noviembre de 2021, alrededor de 100 millones de pesos. Fueron incluidos en la misma oferta que Aureliano Guzmán Loera, el Guano, hermano del Chapo Guzmán.

Las acusaciones están presentadas ante el Tribunal del Distrito de Arizona, donde son identificados como miembros de alto rango en el Cártel de Sinaloa, según las causas 18-CR-1840-TUC-RCC(JR) y 18-CR-00597-TUC-RCC(BGM) anunciadas por el Departamento de Justicia.

Otros líderes de la facción Salgueiro y/o Gente Nueva fueron los hermanos Jorge (el Lobo y su grupo Los Lobos) y Francisco Arvizu Márquez, el Jaguar (y sus operadores, Los Jaguares).

Pero estos ya han sido detenidos por autoridades mexicanas en los dos últimos años, además de un tercer miembro de la organización capturado en diciembre de 2021, José Dolores Arvizu Márquez, el Zorro y/o Tío Zorro.