Controla el nerviosismo preparando remedios con plantas

0
449
Remedios con plantas
Remedios con plantas

El nerviosismo es un trastorno que puede ir acompañado de síntomas como la ansiedad, el estrés, la irritabilidad o incluso  taquicardias. Si lo sufrimos con mucha frecuencia podemos padecer, a la larga, graves problemas de salud.

En este artículo compartimos 7 remedios a base de plantas que nos ayudarán a controlar los nervios. De este modo, podremos vivir con más alegría y tranquilidad, descansar mejor y dirigir nuestra energía a aquello que nos aporta cosas positivas.

Remedios para el nerviosismo

  1. Lavanda

La lavanda es una planta que se utiliza como remedio calmante desde la antigüedad. De hecho, se añadía a los baños calientes para que la persona se impregnara con su aroma a la vez que se beneficiaba de todas sus propiedades.

Podemos preparar pequeños sacos de gasa u otro material poroso y rellenarlos de flores de lavanda. Son excelentes para ponerlos junto a la almohada o también para introducirlos en la bañera. Asimismo, también podemos adquirir su aceite esencial para una mayor comodidad.

  1. Albahaca

La albahaca es una planta aromática y culinaria muy conocida por sus propiedades digestivas. Es muy útil para todas aquellas personas que sufren los nervios en el estómago, lugar al que se suelen ir estos en situaciones de estrés.

Podemos tomarla en infusión o bien usarla en crudo para cocinar ensaladas, salsas, cremas o vinagretas.

Asimismo, también podemos preparar la famosa salsa pesto e incluso congelarla para tenerla siempre a mano.

  1. Bergamota

El aceite esencial de bergamota, que se utiliza en colonias y perfumes, se obtiene de la corteza del árbol de naranja amarga. Por este motivo, destaca por un aroma cítrico y refrescante que aporta alegría y bienestar.

Este aceite nos ayuda a combatir el nerviosismo leve de manera natural. Si nos gusta su aroma podemos usarlo en nuestra vida diaria para perfumarnos, añadirlo al suavizante de la ropa o en ambientados

  1. Orégano

El orégano es popular en todo el mundo como especia, a pesar de que su origen se sitúa en la cuenca mediterránea. En la medicina antigua se usaba sobre todo como remedio digestivo y también como antibiótico natural. Hoy en día se consume en muchos países pero no es tan habitual su uso como tratamiento natural.

La infusión de orégano es una buena solución natural para ayudar a calmar el nerviosismo, la ansiedad o el estrés de manera gradual y sin efectos secundarios. Si optamos por usar su aceite esencial podríamos combinarlo con el de lavanda para potenciar sus efectos relajantes.

  1. Naranja

La naranja, con su aroma delicioso, dulce y refrescante, es un excelente aroma que puede ayudar a combatir el nerviosismo. De hecho, los cítricos en general son muy beneficiosos en este sentido.

Recomendamos usar la cáscara de naranja, ya que contiene una gran cantidad de nutrientes concentrados y es muy aromática.

Podemos preparar infusiones, zumos o batidos. También podemos rallarla y congelarla para utilizarla en cualquier momento.

  1. Manzanilla

Una infusión de manzanilla siempre es una buena opción cuando estamos nerviosos y no tenemos remedios a nuestro alcance. Esta tisana nos calma y reconforta, a la vez que alivia dolores leves. Por lo tanto, es una opción excelente para llevar siempre en el bolso.

También podemos utilizar el aceite esencial de manzanilla para aromatizar nuestro hogar.

Si lo mezclamos con algún aceite vegetal como el de coco, almendra, oliva, sésamo o jojoba, podemos realizarnos un agradable masaje con un alto poder tranquilizante.