Cómo desalojar a un inquilino sin contrato escrito

0
234
inquilino sin contrato
inquilino sin contrato

¿SE ATRASÓ EN EL ALQUILER? SI TIENES UN MOROSO EN CASA, ASÍ LO SACAS AL TOQUE

Uno de los momentos más difíciles que tienen que enfrentar los propietarios que deciden alquilar sus predios es el momento de la celebración del contrato. De hecho, cuando oímos la palabra contrato, tenemos la idea de un documento que guarde la formalidad del caso y que sobre todo debe estar redactado con determinadas cláusulas y requisitos.

Sin embargo esta es una opinión errónea, pues en el Perú desde el punto de vista jurídico un contrato de alquiler es, simplemente, el acuerdo entre dos partes para regular sus intereses respecto al uso de un bien a cambio de una renta.

Es necesario precisar que en los contratos verbales es muy difícil probar el plazo del contrato, por lo que en la mayoría de los casos son considerados como contratos de plazo indeterminado y para ponerle fin solo bastará que el arrendador se lo comunique al inquilino a través de una carta notarial al inquilino dándole fin al arrendamiento de conformidad con lo establecido en el Artículo 1703° del Código Civil.

Qué dice la ley del desalojo por ocupación precaria en el código civil de Perú

La ley señala que un ocupante precario puede ser desalojado por el arrendador, el propietario, el administrador, o por cualquier persona que considere tener derecho a que se le restituya el bien.

 

Le puede interesar [Pon a prueba tus conocimientos: Diviértete con un concurso de conocimientos generales]

 

¿Qué es un ocupante precario?

Un ocupante precario es aquella persona que posee un bien inmueble sin título o con título fenecido. En palabras más sencillas, una persona puede ser un ocupante precario por 2 razones:

Será precario si utiliza un inmueble (ya sea para vivienda, negocio u otra finalidad) sin acuerdo, autorización o consentimiento alguno del propietario.

 

Ejemplos:

  • La persona que invade un inmueble.
  • La persona que usurpa un inmueble

Será precario si el acuerdo (contrato), acto de autorización o consentimiento dejó de existir.

 

Ejemplos:

El inquilino que sigue viviendo en el inmueble, a pesar de tener un contrato de arrendamiento vencido o resuelto por falta de pago o por cualquier otro motivo.

 

Ocupante precario por falta de pago

Con el contrato, el arrendador asume la obligación de entregar la posesión de la vivienda y el inquilino asume la obligación de pagar una renta en un plazo determinado y de una forma determinada.

De no ser así, la ley señala que el contrato de arrendamiento quedará resuelto si un inquilino no paga la renta, por 2 meses más 15 días. De esta manera, el inquilino se convierte en ocupante precario.

 

La demanda de desalojo de un inquilino sin contrato

El propietario deberá interponer una demanda de desalojo cumpliendo con todos los requisitos señalados por la ley, es decir, invocando los hechos y derechos que sustentan su pretensión y realizando previamente una invitación conciliatoria al inquilino. Es decir deberá señalar que:

Que, es propietario o arrendador o administrador del bien ubicado en la Av “x”.

Que “y”   celebró un contrato de arrendamiento con la persona “z” y que por razones “r” esta declaración de voluntad no pudo manifestarse de manera escrita; hecho que en modo alguno le resta eficacia al acto jurídico celebrado.

Que en dicho contrato, las partes determinaron que la renta se pagaría mensualmente con una merced conductiva de x nuevos soles.

Que, en los casos de DESALOJO POR FALTA DE PAGO, la persona “z” no ha cumplido con su obligación de pagar la renta; habiéndose retrasado por 2 meses y quince días, y que por esta razón “y” le exigió el pago de la deuda vía CARTA NOTARIAL y que debido a que, a pesar de ello, la persona “z” no cumplió con el pago de la renta, queda resuelto el contrato, y que por lo tanto se pide que la persona “z” restituya el bien y que pague el monto equivalente a las rentas atrasadas.

Que en los casos de DESALOJO POR VENCIMIENTO DE CONTRATO “y” remitió a “z” la carta notarial que pone fin al contrato verbal sin plazo que mantenían, y que por lo tanto se le pide que devuelva el bien, sin embargo no lo ha efectuado.

Copia certificada del Acta de Conciliación Extrajudicial, con lo que se acredita que el demandante trato de solucionar extrajudicialmente el conflicto pero el demandado no aceptó.

Además de ello, el demandante deberá adjuntar lo medios probatorios que estime pertinentes (título de propiedad, actas de compromiso del inquilino, etc.) siendo, para el caso concreto, los más importantes, aquellos que acrediten la existencia del contrato (recibos de pago, declaración de parte, etc)

Una vez realizado esto, el inquilino moroso tendrá un plazo de 5 días para contestar la demanda, en la que deberá acreditar que ha cancelado la renta. Luego, las partes involucradas deberán asistir a una audiencia única en la que se actuarán los medios probatorios y se realizarán los descargos correspondientes.

Sobre el papel se dice que ésta audiencia deberá ser programada dentro de los 10 días siguientes de contestada la demanda, sin embargo, esto dista mucho de la realidad, ya que, la fijación de fecha de la audiencia depende directamente de la carga procesal que tenga el juzgado en el que se ha interpuesto la demanda.

 

Leer también:

El alojamiento web y su incidencia en el futuro de un sitio web