Colombia: la oposición se congrega en un monumento militar

0
328
Colombia: la oposición se congrega en un monumento militar
Colombia: la oposición se congrega en un monumento militar

Un centenar de personas, incluyendo dos candidatos de derecha a la Alcaldía de Bogotá, protestaron contra el Gobierno de Colombia

En el puente de la calle 100 con séptima, al norte de Bogotá en Colombia, se encontraba una pancarta que decía: “Los héroes en Colombia sí existen”. El mismo lema estaba presente en la base de una escultura creada por la artista Felisza Burstyn en honor a Gandhi, rebautizada por los manifestantes como “Héroes por siempre”. Alrededor de esta obra, en el césped, se encontraban fotografías de militares que habían fallecido en combate durante el año, resguardadas por miembros del comando élite de la Policía.

Los propósitos de la jornada eran variados, desde conmemorar los siete años de la victoria del No en el plebiscito de 2017 hasta rendir homenaje a los militares caídos en acción. Lo que inicialmente la oposición había llamado una contramarcha a la manifestación convocada por el Gobierno la semana pasada terminó siendo una concentración simbólica con no más de 100 asistentes.

Desde las cinco de la tarde, las personas empezaron a llegar gradualmente. A diferencia de las protestas a favor del Gobierno, la mayoría de los asistentes eran adultos mayores y había pocos jóvenes. Muchos de ellos llevaban antorchas y velas, así como gorras y chaquetas con propaganda política. El nombre más mencionado era el de Julián Uscátegui, quien era candidato al Concejo de Bogotá por el Centro Democrático.

Otro de los convocantes era su hermano, el congresista uribista José Jaime Uscátegui. Ambos son hijos de Jaime Humberto Uscátegui, un general retirado del Ejército, condenado por permitir que los paramilitares llevaran a cabo una masacre en Mapiripán, Meta, en 1997.

Marcha multitudinaria

La mayoría de los asistentes y de las organizaciones convocantes tenían algún tipo de relación con militares, tanto activos como retirados. El representante Uscátegui asegura que cada 2 de octubre se realiza un acto porque “una parte del pueblo colombiano se siente estafado, ya que ganó en las urnas, pero se impusieron mayorías que adelantaron los procesos de La Habana. Y hoy hay criminales de lesa humanidad nombrados como congresistas y las víctimas pidiendo justicia”.

Curiosamente, la última esperanza que queda para limpiar el nombre de su padre es que la justicia transicional creada en La Habana anule su condena, que fue dictada por la justicia ordinaria. En 2022, el general logró que la Sección de Apelaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) aceptara revisar su caso, y este proceso está en curso.

La presencia del expresidente Álvaro Uribe había generado grandes expectativas, ya que se había anunciado en redes sociales que asistiría al evento. Aunque finalmente no se presentó, su figura estuvo presente en los discursos y cuando un transeúnte criticó al Gobierno de Uribe llamándolo una “dictadura”, los manifestantes respondieron de manera unánime con fuertes insultos.

En el evento, sí estuvieron presentes otras figuras destacadas de la derecha, como la senadora María Fernanda Cabal, su esposo José Félix Lafaurie, quien lidera el gremio de los ganaderos y es miembro del equipo negociador del Gobierno Petro en los diálogos con el ELN. También asistió Diego Molano, quien fue candidato a la Alcaldía de Bogotá y exministro de Defensa en el gobierno de Iván Duque, junto con el comandante del Ejército durante ese mismo período, Eduardo Zapateiro.

Puedes leer:

Guatemala: ONU denuncia presunto boicot electoral