Bolivia: partido de Evo Morales expulsa al presidente Luis Arce

0
408
Bolivia: partido de Evo Morales expulsa al presidente Luis Arce
Bolivia: partido de Evo Morales expulsa al presidente Luis Arce

El expresidente muestra su fuerza en un congreso con sus fieles en medio de su pelea con el actual mandatario Arce por el liderazgo de la izquierda

El décimo congreso del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido que gobierna Bolivia, ha tomado un paso crucial en la división que venía gestándose desde hace varios años. Durante el congreso, se “aceptó la autoexpulsión” de Luis Arce y David Coquehuanca, quienes ocupan los cargos de presidente y vicepresidente del país, respectivamente, debido a su ausencia en la reunión que se llevó a cabo en Lauca Ñ, una localidad cocalera en el centro del país. Además, se ha ordenado que el Tribunal de Ética del partido expulse a otros 20 diputados que pertenecían al ala afín al Gobierno de Arce.

Como se anticipaba, el congreso también ha ratificado a Evo Morales como presidente del partido y lo ha designado como candidato para las elecciones presidenciales de 2025. Esta serie de decisiones reflejan la profunda división dentro del MAS y plantean un escenario político complejo en Bolivia.

“Seguimos haciendo historia nacional e internacional. El MAS va a recuperar la revolución para salvar la patria nuevamente” ha dicho Morales en su discurso final, que fue inusitadamente breve. Los cientos de asistentes a la reunión estaban cansados por las altas temperaturas del lugar, emplazado en el área tropical de Cochabamba, y, además, porque celebraron sesiones hasta altas horas de la madrugada.

El sector del “arcismo” ha cuestionado la legitimidad del congreso y ha presentado objeciones ante el Tribunal Constitucional. Este tribunal ordenó la suspensión del congreso apenas unas horas antes de su conclusión. Evo Morales había advertido previamente que el Gobierno estaba realizando maniobras dentro del sistema de justicia para impedir la realización del cónclave. Además, en sus redes sociales, el expresidente (2006-2019) expresó su preocupación por una supuesta intervención policial que se decía en curso, aunque finalmente no tuvo lugar. “Lamentablemente, el Gobierno de Lucho y David, peor que los gobiernos neoliberales, hasta el último momento quiso postergar el congreso”, dijo Morales al terminar su discurso.

Disputa por la izquierda

El día de la inauguración del encuentro, el martes 3 de octubre, el presidente Arce sorprendentemente asistió a una reunión de campesinos en La Paz. En medio del respaldo de sus seguidores, explicó que no había asistido a Lauca Ñ debido a que la convocatoria había excluido o limitado la participación de diversas organizaciones sociales que habían sido fundamentales en la formación del “instrumento político”. En congresos anteriores, estas organizaciones, incluida la influyente Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos, podían acreditar cientos de delegados cada una.

Sin embargo, en la última reunión, que tuvo lugar después de la aprobación de un estatuto interno que los críticos consideran diseñado a medida para Morales, las centrales sindicales solo tuvieron derecho a cinco delegados por organización, mientras que la representación del aparato del partido aumentó considerablemente. Esta disparidad en la representación es la razón que mencionan los líderes sociales alineados con Arce para desconocer el congreso y convocar a un “cabildo” el 17 de octubre, donde se espera que se tomen medidas en respuesta a las recientes decisiones de la facción liderada por Evo Morales.

Puede interesarte:

Caos y lamento deja tragedia en Venecia tras caída de bus con 21 muertos