Audífonos: solución a la pérdida auditiva en personas mayores

0
530
Audifonos para adultos mayores
Audifonos para adultos mayores

Cuando la pérdida de audición es irreparable, como les ocurre a las personas mayores con presbiacusia, una buena solución es el uso de un audífono. Será el profesional en audiología quien indique cuándo es necesario recurrir a este dispositivo electrónico capaz de amplificar y notificar el sonido, aunque la recomendación general es usarlo cuando la pérdida de audición supera los 30 dB HL (nivel de audición).

Principales problemas de oído en personas mayores

Existen diferentes tipos de audífonos, por lo que de nuevo el afectado tendrá que seguir las indicaciones del especialista en audiología para elegir el más adecuado. Antes de indicar su recomendación, el audiólogo tendrá en cuenta diferentes factores:

– Estilo de vida de la persona, ya que es importante saber qué actividades suele realizar, y las necesidades que tiene en su día a día.
– El grado de pérdida auditiva.
– La fisiología del oído externo y del canal auditivo del paciente.
– La capacidad de la persona mayor para utilizar dispositivos electrónicos y nuevas tecnologías.
– La necesidad de usar uno o dos audífonos, aunque por lo general se recomiendan dos.


Consejos de mantenimiento  de los audífonos

– No se debe mojar, ni siquiera los que son resistentes al agua deben entrar en contacto directo con el agua u otro líquido.
– En los momentos en los que no se utilice, especialmente por la noche, se recomienda abrir el compartimento de la pila para que circule el aire en su interior y se elimine la humedad.
– Mantener el audífono limpio.
– Para limpiar el audífono solo se debe utilizar un paño seco, nunca productos de limpieza químicos.
– Al quitarse el audífono, colocarlo siempre en una superficie blanda para evitar cualquier daño.
– Guardar el audífono en su estuche original o en un kit de secado.
– No colocar ni acercar el audífono a una superficie que desprenda calor.