Así evitas el hormigueo en las manos

0
176
hormigueo en las manos
hormigueo en las manos

Conoce cómo contrarrestar cuando se te ‘adormecen’ las extremidades

Nuestro cuerpo nos envía señales cuando algo no va bien que no siempre ocurren en la parte del cuerpo afectada. Un hormigueo en las manos o los dedos puede indicar algún problema en las mismas manos, pero también puede alertar de un trastorno en otra parte lejana, como el riñón.

Aunque en la mayoría de casos el hormigueo en las manos no se deberá a algo grave, conviene estar atento a otros síntomas que puedan acompañar a esta sensación porque, en ocasiones también puede responder a un problema más serio.

 

CAUSAS DEL HORMIGUEO EN LAS MANOS

 

Son diversas las posibles causas de un hormigueo en las manos:

Compresión de los nervios: el hormigueo puede ocurrir porque está atrapado o comprimido el algún nervio debido a una lesión, a movimientos repetitivos o al embarazo (que causa hinchazón). Si esta es la causa, es probable que también notes entumecimiento en la palma de la mano y los dedos.

Síndrome del túnel carpiano: ocurre cuando queda comprimido el nervio mediano, un nervio que pasa por el brazo y llega a la mano, y que ayuda a flexionar la muñeca y los dedos. Provoca hormigueo y entumecimiento en los cuatro primeros dedos de la mano.

Déficit de vitamina B12: esta vitamina, que se obtiene de alimentos de origen animal, tiene un papel importante en nuestro sistema nervioso y su déficit puede dañar los nervios y provocar hormigueo en manos y pies. Las personas que siguen una dieta vegana deben tomar suplementos de vitamina B12 para evitar un déficit, siempre bajo asesoramiento profesional. También el déficit de otras vitaminas puede causar hormigueos.

Enfermedades autoinmunes: ocurren cuando el sistema inmunitario ataca por error a nuestro cuerpo y pueden afectar a las células sanas del sistema nervioso periférico, causando hormigueo en diferentes zonas, como las manos. El síndrome de Guillain-Barré, por ejemplo, es un trastorno raro cuyos primeros signos con la debilidad y el hormigueo. También el lupus y la artritis reumatoide pueden causar hormigueo.

Diabetes: una de las complicaciones de la diabetes, la neuropatía diabética, puede dañar los nervios y provocar hormigueo en manos y pies, además de entumecimiento y dolor.

Insuficiencia renal: la acumulación de líquidos y productos de desecho que provoca puede dañar los nervios y causar el hormigueo en las manos, las piernas y los pies.

Infecciones víricas o bacterianas: pueden dañar los nervios y provocar hormigueo o entumecimiento en las manos y los pies.

Uso de determinados medicamentos: el daño en los nervios periféricos es un efecto secundario de algunos medicamentos para el corazón o la presión arterial, para combatir infecciones, para tratar enfermedades autoinmunes, quimioterápicos o anticonvulsivos, entre otros. Si tienes hormigueo y tomas medicamentos, revisa el prospecto y habla con tu médico.

 

Leer también [La diabetes se ha convertido en una pandemia]

 

Hipotiroidismo: ocurre cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas. Si no se trata, puede dañar los nervios periféricos y provocar hormigueo en los brazos o las piernas, dolor y entumecimiento.

Accidente cerebrovascular: también denominado ictus isquémico, ocurre cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se interrumpe o se reduce. Síntomas típicos son los mareos, la confusión, la debilidad o la dificultad para hablar, así como el hormigueo o el entumecimiento en un lado del cuerpo.

Consumo excesivo de alcohol: puede provocar una mala absorción de determinados nutrientes como la vitamina B1 (tiamina) y trastornos como el beriberi o el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que provocan trastornos neurológicos y hormigueo en las manos.

 

HORMIGUEO EN LAS MANOS: ¿QUÉ HACER?

En ocasiones, el hormigueo en las manos puede desaparecer por sí solo o realizando un masaje en las manos o dedos o aplicando compresas calientes, pero en otras puede prolongarse en el tiempo.

Si tienes un hormigueo en las manos que dura varios días y no desaparece, o que se acompaña de otros síntomas como entumecimiento o dolor, conviene que consultes al médico para que haga los análisis pertinentes e identifique la causa.

Como hemos visto antes, las causas del hormigueo en las manos o los dedos son muy diversas y también lo serán los tratamientos para solucionarlo: desde cambios en la alimentación o el uso de suplementos dietéticos si es debido a un déficit vitamínico hasta ejercicios o incluso una operación si se debe a una compresión del nervio mediano.

 

Leer también:

6 remedios caseros para botar cálculos biliares