Aprende cómo decir que no

0
337
No
No

El Men te enseña a no hacer siempre lo que dicen los demás si no quieres

Lo tenía claro… sabía que le iba a decir que no… y justo en el último momento… dije sí. ¿Cuántas veces el otro te ha dado “la vuelta a la tortilla”? Saber decir ‘no’ y establecer nuestros propios límites personales puede parecer una tarea sencilla, pero lo cierto es que no lo es. Sin embargo, aprender a hacerlo supone la clave del éxito de nuestras relaciones interpersonales.

Consecuencias de no saber decir no

Con nuestros amigos, familia y pareja, y mucho más aún en el trabajo, es importante dejar claro qué es lo que estamos dispuestos a hacer y qué no, con el fin de que los otros puedan conocer nuestros límites y actuar en consecuencia. Es por ello que la ausencia de esta habilidad puede traer consigo importantes problemas personales e interpersonales.


¿Por qué cuesta tanto decir no?

Decir no
Decir no

Te explicamos los principales motivos que pueden influir a una persona para que adopte este comportamiento:

– Elevada deseabilidad social: en muchas ocasiones buscan complacer al otro.
– Facilidad para sucumbir a la presión de otra persona o grupo: La ausencia de esta habilidad es especialmente peligrosa en los adolescentes.
– Falta de asertividad: son incapaces de expresar de manera adecuada aquello que piensan.

Cómo aprender a decir que no

– Experiencias negativas previas: es posible que en algún momento hayan intentado decir que no, o establecer sus límites, y les hayan respondido de una manera inadecuada.
– Baja autoestima: en muchos casos es la causa (“no valgo nada como para negarme”), y en muchas otras también es una consecuencia.
– Miedo al rechazo o a una evaluación negativa: para ellos es importante que los demás les acepten y no les evalúen negativamente.
– Temor a las consecuencias que imaginan que podría tener su negativa.

Características de las personas que no saben decir no