Adiós a las células muertas con la ictioterapia

0
90
Ictioterapia
Ictioterapia

La ictioterapia es una técnica procedente de Oriente Medio. El término viene del griego, idioma en el que significa literalmente tratamiento con peces, que es en lo que consiste esta terapia, en la que pequeños peces de una especie llamada garra rufa eliminan la piel muerta de los pies. Su uso se conoce desde principios del S. XIX, y la especie goza de especial protección por el Gobierno turco por sus propiedades.

Tratamiento relajante e indoloro a través de peceras

El tratamiento es relajante e indoloro: solo es necesario sumergir los pies en una pecera llena de estos pequeños pececitos, y ellos se encargan de hacer todo el trabajo, succionando las células muertas que componen las durezas y callos de nuestros pies. En unos minutos (entre quince y media hora) nuestros pies estarán listos, completamente suaves y preparados para recibir otro tipo de tratamientos, como un masaje o esmaltado de uñas.

Terapia transpersonal holística para descubrirnos como personas

DÓNDE REALIZAR LA ICTIOTERAPIA

Los centros de belleza que ofrecen ictioterapia deben ser muy rigurosos en cuanto al cuidado de los peces y la higiene de los tanques para que el tratamiento sea efectivo, es por esto que las personas con heridas expuestas, sistema inmune debilitado, procesos infeccioso recientes, enfermedades de la piel, diabetes u otra afección contagiosa en la zona a tratar, no pueden tener contacto con los peces.

Las fuentes de agua no tienen cloro ni otros químicos dañinos, se filtra después de cada tratamiento y hay alrededor de 100 peces en cada una para evitar que sean sobrealimentados o que traspasen infecciones entre clientes, aunque esto rara vez ocurre. En ocasiones los Garra rufa son puestos en acuarios para que puedan tener períodos de descanso.

Los precios de este tratamiento varían dependiendo de la duración y servicios adicionales que incluya. Se recomienda que posterior a la exposición de la piel a los Garra rufa se realice una pedicura, y que se espere al menos 24 horas antes de depilarse la zona que haya sido tratada.

 

¿PARA QUÉ SIRVE?

Beneficios ictioterapia podólogos
Beneficios ictioterapia podologos

Esta es una terapia alternativa que se concentra en el cuidado de la piel, funcionando como un rápido y efectivo exfoliante, así como un método practico para eliminar callosidades, asperezas, células muertas, dermatitis y hasta afecciones mayores como el eczema y la psoriasis, ya que los pececitos al “picar” nuestra piel liberan ditranol, una enzima que reduce la mitosis en la piel e inhibe las células epiteliales, y que suele ser muy utilizada en tratamientos para la psoriasis.

 

BENEFICIOS

En el área estética:

Los peces Garra Rufa hacen una exfoliación selectiva. No existe ningún producto en el mercado que realice una exfoliación similar. Al eliminar las células muertas, la piel estará más limpia. Cuando los peces succionan la piel muerta también segregan ditranol, enzima que contiene Antralina, que estimulará el crecimiento de las células de la piel nueva.

Agrega que esta exfoliación, deja los poros limpios y la dermis expuesta, lo que permite que los productos que se apliquen posteriormente al tratamiento penetren más profundamente hidratando su piel. La piel muerta es eliminada y las nuevas capas de piel quedan más brillantes, suaves y sanas. También se comen las cutículas y cueros levantados de las manos y las durezas en los pies eliminándolos sin dolor.

En el área de la salud:

Este pez usado libera una enzima llamada ditranol que actúa sobre el ADN de las células dañadas por psoriasis y reduce su duplicación. Uno de los principales activadores de la psoriasis es el estrés. La suave succión que realizan estos peces al alimentarse de la piel muerta genera una sensación única de relajación, que comienza con un cosquilleo que luego se convierte en un micro-masaje. Todo esto sumado a los tratamientos convencionales provoca un alivio considerable en esta enfermedad.

Los impulsos y las micro succiones que provocan los “peces masajistas” sobre el cuerpo, estimulan sus puntos de acupuntura y aceleran la circulación de la sangre. Definitivamente, se puede sentir la sensación de confort que hará que la persona se relaje. Así, además de la salud física, se puede disfrutar de paz mental.

 

POSIBLES RIESGOS

Parece que el mayor riesgo que existe es el de emplear otro tipo de peces, cuyo mantenimiento es más económico, llamados Chin Chin. Esta especie, de origen chino, tiene unos pequeños dientes con los que muerde, por lo que pueden existir riesgo de infecciones.

Por otra parte, para realizar un tratamiento de ictioterapia es necesario acudir a un centro que nos de todas las garantías higiénicas, porque es necesario que las peceras tengan un flujo constante de agua y los peces sean frecuentemente reemplazados.

Bien empleada, la ictioterapia resulta relajante y deja nuestros pies suaves durante semanas. Complementada con otros tratamientos, como la pedicura permanente, nos asegura lucir unos pies perfectos durante todo el verano.