6 remedios caseros para aliviar la próstata inflamada

0
249
Adulto mayor
Adulto mayor

La próstata es la glándula que ayuda a producir el semen. Forma parte, por lo tanto, del sistema reproductor masculino. Esta glándula rodea al conducto que se encarga de la eliminación de la orina, que va desde la vejiga hasta el exterior.

Poseen plantas con propiedades antiinflamatorias, inmunoestimulantes y antioxidantes

Aunque tiene el tamaño de una nuez, con la edad va aumentando de dimensiones. Esto puede derivar en problemas importantes de salud. Coincidiendo con una publicación en National Institute on Aging, algunos de los problemas más frecuentes de esta glándula son:

  • Prostatitis:Inflamación de la próstata. La causa suele ser una bacteria.
  • Hiperplasia prostática benigna:Es un agrandamiento excesivo de la próstata, común en los hombres a partir de los 50 años. Causa trastornos en la micción o necesidad de orinar, en especial por la noche.
  • Cáncer de próstata:Causa dolores y dificultades para orinar con normalidad.

REMEDIOS PARA LOS PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA

Cualquier señal de enfermedad en la próstata debe ser atendida por un médico o urólogo. Si bien muchas veces no suponen algo de riesgo, es mejor recibir las pruebas de diagnóstico pertinentes. Además, en caso de enfermedad, estos profesionales son los únicos con las facultades para sugerir un tratamiento.

Dejando esto claro, revelamos esos remedios caseros que pueden ayudar a promover la salud de la próstata. En general, pueden incluirse como parte de la dieta regular, siempre y cuando no haya contraindicaciones. ¡Descúbrelos!

1. Extracto de Saw palmetto

Un buen remedio casero para la próstata es tomar el extracto de saw palmetto porque esta planta medicinal posee propiedades antiestrogénicas que ayudan a combatir la hiperplasia benigna de la próstata, que es una de las principales causas de la próstata aumentada.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de extracto en polvo de saw palmetto;
  • ½ taza o 150 ml de agua.

Modo de preparación

Para preparar este remedio natural es necesario colocar 1 cucharadita del polvo de saw palmetto en un vaso de agua, disolver y tomar 2 veces al día. El Saw palmetto también puede ser consumido en forma de cápsula, que hace su uso más práctico y fácil.

2. Jugo de tomate

Para mantener la salud de la próstata se puede consumir jugo de tomate, que además de ser rico en vitamina C, ácido fólico, hierro y otros minerales, es un vegetal bastante rico en licopeno que ayuda a combatir la inflamación de la próstata, haciendo el tomate en un alimento funcional.

Ingredientes

  • 2 a 3 tomates maduros;
  • 250 ml de agua.

Modo de preparación

Para hacer el jugo de tomate, se deben licuar los tomates con 250 ml de agua y tomar 1 vaso por día.

Este jugo de tomate es una buena opción para los hombres que tienen antecedentes familiares relacionados con la próstata, debiendo ser considerado como un suplemento alimenticio diario, además del tratamiento médico, que normalmente incluye medicamentos y en algunos casos cirugía.

También es importante aumentar el consumo de tomate en la dieta diaria, de esta forma también ayuda a mantener la salud de la próstata.

3. Cápsulas de Ortiga

La ortiga es una excelente planta que puede ser utilizada para tratar la hiperplasia benigna de la próstata, debido a que contiene sustancias que disminuyen las enzimas responsables de la inflamación de la glándula, además de regular los niveles de testosterona. De esta forma, la ortiga disminuye el tamaño de la próstata y alivia los síntomas más frecuentes, especialmente la dificultad para orinar.

Ingredientes

  • Cápsulas de raíz de ortiga.

Cómo se debe tomar

Para tratar la inflamación de la próstata se indica la ingestión de 120 mg de cápsulas de raíz de ortiga, 3 veces al día después de las comidas.

 

4. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son otro de los remedios caseros más populares para tratar problemas de la próstata, pues contienen sustancias antiinflamatorias y antioxidantes que, además de tratar la inflamación de la glándula también previenen el surgimiento de cáncer.

Para obtener estos beneficios se debe comer un puñado de semillas todos los días, ya sea en el desayuno o de merienda. También se puede utilizar el aceite de semilla de calabaza en la preparación de las comidas.

 5. Té de semillas de sandía

En la cultura popular se dice que el té de semillas de sandía contribuye a eliminar los desechos y mejora los problemas de la vejiga y el riñón. Al respecto, un pequeño estudio publicado en European Journal of Medicinal Plants y hecho en ratas encontró que este ingrediente mejora en los niveles de antígeno prostático específico (PSA) y los síntomas del agrandamiento de la próstata.

Si bien las evidencias son limitadas, se cree que podría causar un efecto similar en los hombres. Por eso, si deseas probarlo, muele las semillas de sandía fresca y agrégalas a una taza de agua caliente. Cuando esté frío, consúmelo hasta 2 veces al día.

6.- Uña de gato

La uña de gato es una planta antiinflamatoria, inmunoestimulante y antioxidante, por lo tanto es ideal para la salud de la próstata. Es eficaz en el tratamiento de algunas afecciones de la próstata, como la prostatitis y la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP), y puede mejorar los síntomas urinarios, a menudo dolorosos, que van asociados a estas alteraciones de la anatomía y funcionamiento de la próstata.

Si deseas preparar una infusión de uña de gato, en un vaso con agua caliente agregar una cucharadita de una de gato o un trocito del tronco y dejar reposar por 8 minutos, y tomar. Buen provecho, de eso modo podrás absorber las propiedades medicinales de esta maravillosa planta.