Silva echó con todo a Castillo antes de entrar en la clandestinidad

0
67
Juan Silva
Juan Silva

Juan Silva, exministro de Transportes y Comunicaciones, señaló ante la Fiscalía que la relación amical que mantiene con el presidente Pedro Castillo se remonta hasta su época escolar, cuando ambos coincidieron en una institución educativa de Chota, Cajamarca, durante la secundaria.

Le confesó a la Fiscalía que es muy cercano de Pedro Castillo desde la secundaria y que el cargo de ministro se lo ofrecieron por teléfono

El hoy prófugo exministro se presentó ante la Fiscalía nueve días antes de pasar a calidad de no habido, luego de que se dictara en su contra detención preliminar por el caso Provías Descentralizado-Puente Tarata.

¿QUÉ LE DIJO A LA FISCALÍA?

Durante el interrogatorio de 94 preguntas al que accedió el dominical Panorama, Juan Silva dejó claro que no era “amigo íntimo” del mandatario Pedro Castillo, aunque reconoció que la relación entre ambos viene de varios años.

Puntualizo que no soy amigo íntimo del presidente. Somos amigos, lo he conocido en mi educación secundaria, en el colegio Arturo Osores Cabrera, del distrito de Anguía, provincia de Chota, departamento de Cajamarca”, sostuvo.

Según señala el dominical, la amistad continuó y se reflejó en el apoyo que brindó el exministro durante la campaña electoral. Aunque en sus respuestas a Fiscalía, Juan Silva manifestó que no forma parte de Perú Libre.

Leer también [Se cocina proyecto de ley para sancionar a fiscales que apoyen a la prensa]

“Yo lo he apoyado desde el primer instante en que se inició la primera vuelta hasta el final de la campaña. Yo he sido del equipo de avanzada que organizaba el lugar donde se realizarían las presentaciones públicas del candidato, en todas las regiones, no soy miembro del partido”, dijo.

En cuanto a su designación en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Silva contó que el puesto no le fue ofrecido por el presidente Pedro Castillo, sino que recibió una llamada el 28 de julio de la encargada del protocolo de investidura del presidente, quien le dijo que lo habían convocado para asumir el cargo.

Luego de esto, sostuvo que llamó al presidente de la República para preguntarle si el ofrecimiento era real y este se lo confirmó. Añadió que cuando en el Congreso de la República impulsaron su censura, se reunió con el mandatario para tratar esta crisis que vivía su sector y este le indicó que, si se continuaba con esta intención desde el Parlamento, se activaría su carta de renuncia.