Se evalúa paro nacional frente a incumplimiento del Gobierno

0
97

Este 6 de julio el SUTEP celebra 50 años de lucha por la mejora de la educación y la dignificación del magisterio peruano con la satisfacción de haber logrado conquistas significativas, lucha que hoy se mantiene en demanda porque se destine el 6% del PBI para la educación, la mejora profesional, así como sueldos dignos para maestros, auxiliares, cesantes y jubilados, demandas que de no ser atendidas serán respondidas con nuevas medidas de lucha, como un paro nacional.

A lo largo de sus 50 años de historia, los maestros del SUTEP han entregado su sangre y sus mejores esfuerzos por la mejora de la educación, la infraestructura educativa, la mejora de profesores y auxiliares, de nombrados y contratados, entre otros aspectos que hagan posible que nuestros niños reciban una educación de calidad a 200 años de la fundación de la república, afirmó Lucio Castro, su secretario general.

El dirigente señaló que los pilares sobre los que se asienta la solidez de la organización se basan en el respeto a los principios del sindicalismo clasista que indican que el SUTEP es símbolo de unidad, que trabaja con los maestros, no confunde al sindicato con un partido; y es un frente único que mantiene su independencia política y respeta la de sus afiliados con los que se reúne y s agrupa en defensa de su pliego de reclamos y sus reivindicaciones para mejorar sus condiciones de vida.

Lucio Castro dijo que su accionar frente a las masas magisteriales han impedido a los enemigos del SUTEP destruirlo, apelando a todo tipo de recursos, incluso la Ley. “No lo han logrado y el SUTEP sigue siendo el sindicato mayoritario de los maestros, al punto que el actual gobierno, con mucho dolor, ha tenido que reconocer esa realidad. Además su incapacidad ha llegado al punto de promulgar como suyas varias normas propuestas por el SUTEP en su pliego de reclamos, indicó.

Con respecto a la negativa del Gobierno para resolver su pliego de reclamos y destinar el 6% del PBI al sector educación, Lucio Castro indicó que en la siguiente quincena, la Asamblea Nacional de Delegados definirá la próxima medida de lucha a realizar debido a los reiterados incumplimientos del gobierno que durante su campaña prometió destinar el 10% del PBI al sector y elevar el sueldo de los maestros a una UIT.

Entre las medidas de protesta se analiza la realización de un paro nacional con el conjunto de la comunidad educativa para que el gobierno de Pedro Castillo preste atención a un sector que vive en un estado de emergencia permanente debido a los problemas de infraestructura, carencia de servicios, internet, además de la baja calidad alimenticia del alumnado.