¿Qué está haciendo Rusia con el grano robado a Ucrania?

0
113
fuerzas rusas han sido acusadas repetidamente de robar cereales a los agricultores ucranianos
fuerzas rusas han sido acusadas repetidamente de robar cereales a los agricultores ucranianos

Las fuerzas rusas han sido acusadas repetidamente de robar cereales a los agricultores ucranianos en las zonas ocupadas, así como otros cultivos como semillas de girasol, junto con fertilizantes y equipos agrícolas. Moscú ha negado repetidamente las acusaciones hechas desde Kyiv*, sin embargo, ahora confirmó que ha comenzado a enviar cereales desde el territorio ocupado en Ucrania.

Ucranianos revelaron que los rusos destruyeron sus instalaciones y maquinarias

Un barco que transportaba 7.000 toneladas de cereales partió el viernes de la ciudad portuaria de Berdyansk, ocupada por Rusia, dijo un funcionario regional prorruso. A una docena de kilómetros del frente, el granjero ucraniano Dmytro describe cómo el negocio que construyó durante 25 años se perdió en cuatro meses de ocupación rusa. “Robaron nuestro grano. Destruyeron nuestras instalaciones, destruyeron nuestra maquinaria”.

Dice que las fuerzas rusas ahora ocupan el 80% de las decenas de miles de hectáreas que cultiva y les acusa de robar granos y cereales a escala industrial. Las cámaras de vigilancia de uno de los sitios de la compañía capturó el momento en que llegaron los rusos.

Hemos difuminado algunos de los alrededores para proteger las identidades de los propietarios de la granja. Más adelante en la grabación, un soldado ve una cámara de seguridad y le dispara, pero falla. Muchos camiones usados para transportar granos fueron robados.

Pero Dmytro dice que un par de ellos tenían rastreadores GPS instalados. Pudimos usar estos datos para comprobar cómo habían viajado hacia al sur, hacia Crimea, un territorio que Rusia se anexó en 2014, y después de ese destino siguieron ruta hacia Rusia.

Según los datos del GPS, ambos camiones se detuvieron cerca de una instalación de almacenamiento, identificada como un sitio para descargar y almacenar granos, en la ciudad de Oktiabrski, en Crimea. En una imagen de satélite del 14 de junio de este año, se puede ver una fila de camiones en la carretera junto a la instalación.

Podemos ver que la instalación de almacenamiento está al lado de una vía férrea, que se puede utilizar para transportar grano a Rusia o a los puertos del sur de Crimea. La parte superior del sitio de almacenamiento también parece tener el símbolo Z, el emblema de la invasión de Rusia, en el techo.

Leer también [Hananya Naftali, asesor de Netanyahu: «Deseo que Perú traslade su embajada a Jerusalen]

Colas en la frontera

Es muy difícil rastrear envíos individuales de grano robado, pero hay muchas pruebas de que gran parte va primero a Crimea. Hay imágenes satelitales en dos puntos de entrada clave, en las ciudades de Chonhar y Armiansk, en las que se puede ver una acumulación de vehículos, que podrían usarse para transportar granos y otros productos.

Este nivel de tráfico por carretera en Crimea es inusual ya que Ucrania no ha tenido acceso al área desde que fue anexada por Rusia en 2014 y ha estado exportando granos y otros productos de otros lugares. Podría ser posible explicar parte del volumen de tráfico como camiones vacíos que regresan de las áreas ocupadas después de haber entregado suministros a las tropas rusas.

Pero una interpretación obvia es que muchos de los camiones transportan granos u otros productos como semillas de girasol, tomados de agricultores ucranianos.

 

Camiones esperando

Las imágenes satelitales de la ciudad de Dzhankói en Crimea muestran camiones esperando en una carretera junto a una instalación de almacenamiento de granos que está conectada a la estación de tren. Las imágenes muestran trenes de carga, con vagones del tipo que se usa para transportar granos y otros productos, en la estación al lado de la instalación de almacenamiento.

Camiones de granos robados y rastreados a través del GPS a bordo
Camiones de granos robados y rastreados a través del GPS a bordo

Los trenes de Dzhankói están conectados con los puertos de Sebastopol y Kerch, donde los productos pueden trasladarse a Rusia o al extranjero.

 

¿Adónde se lleva el grano ucraniano después de Crimea?

“Primero llevan el grano a la Crimea anexada, donde lo transportan a los puertos de Kerch o Sebastopol, luego cargan grano ucraniano en barcos rusos y van al estrecho de Kerch”, dice Andrii Klymenko, experto del Instituto de Estudios Estratégicos para el mar Negro en Kyiv, que supervisa periódicamente los movimientos de los barcos en Crimea.

“Allí, en el estrecho de Kerch [entre Crimea y Rusia], transfieren grano ucraniano de pequeños barcos a graneleros, donde se mezcla con grano de Rusia o, en algunos casos, navegan a esta zona solo para dar la apariencia de se están cargando con grano ruso”.

Añade que todo ese cereal se exporta con certificados rusos que afirman que la procedencia es de Rusia. A menudo, los barcos se han dirigido a Siria o Turquía. El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que el país investigó las afirmaciones de que el grano que se enviaba era de procedencia ucraniana pero que hasta ahora no habían encontrado ninguna evidencia de ello.

“Vimos en los registros que el puerto de salida de los barcos y el origen de las mercancías es Rusia”, dijo.

 

Tácticas de Rusia

Una investigación separada de los servicios ruso y ucraniano ha demostrado que, en algunos casos, los rusos están obligando a los agricultores ucranianos a vender granos a precios muy por debajo de las tasas de mercado y firmar documentos para demostrar que se compraron “legalmente”.

Aunque los primeros informes eran generalmente de robos directos por parte de las fuerzas rusas, los agricultores sugieren que ha habido un cambio en las tácticas a medida que los rusos se dan cuenta de que si no pagan nada, las futuras cosechas podrían ser saboteadas.

Los agricultores dicen que tienen que aceptar los precios bajos ya que no tienen alternativa y necesitan comprar combustible y pagar a los trabajadores. Emilie Pottle, abogada de derecho internacional, dijo que estas acciones pueden violar las reglas de la Convención de Ginebra y la Corte Penal Internacional (CPI) que rigen a las potencias ocupantes.