Nicaragua quiere sumarse a los países que aplican cadena perpetua

0
12
Daniel Ortega
Daniel Ortega

En la actualidad, América Latina cuenta con siete países que aplican la pena de cadena perpetua en sus naciones. A esta lista quiere sumarse Nicaragua tras la aprobación por parte del Parlamento que aprueba la reforma a la Constitución desde el último martes.

Presidente busca esta pena debido a la reciente violación y asesinato de dos menores de edad, casos que calificaron como “crímenes de odio”

Los resultados de las votaciones fueron 70 a favor, 15 en contra y solo tres abstenciones. Pese a ello, la legislatura aún tiene que ratificar el proceso para que recién pueda entrar en vigencia, luego ya se podrá imponer la fuerte sanción a quienes se lo merecen.

Colombia es el territorio que recién cuenta con cadena perpetua desde junio del presente año. Esta se impondrá a todos los asesinos y violadores de menores de edad. Sin embargo, todavía no está reglamentada y enfrenta demandas por inconstitucionalidad.

Quienes ya contaban con cadena perpetua en sus códigos penales son Perú, Argentina, México, Chile, Honduras y Cuba como una alternativa a la pena de muerte. Para la organización Reforma Penal, esta medida tiene distintos significados dependiendo del país.

En algunos países, los presos condenados a cadena perpetua no tienen derecho a ser considerados para su liberación prematura. En otros, los presos condenados a cadena perpetua son considerados rutinariamente para su liberación después de un cierto período. También hay otras condenas que no están formalmente identificadas como cadena perpetua, pero que pueden mantener a una persona en prisión hasta la muerte“, especifica una investigación de 2018.

¿POR QUÉ NICARAGUA LO QUIERE?

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, solicitó la aplicación de la cadena perpetua a raíz de la violación y asesinato de dos niñas el pasado mes de septiembre. Junto a Rosario Murillo, su esposa y vicepresidenta, calificaron estos repudiables actos como “crímenes de odio”.

Por su parte, el diputado oficialista Carlos Emilio López lo calificó como “un mecanismo de protección al derecho humano de la vida porque protegerá a mujeres, niños y adultos mayores de quienes pretendan cometer delitos horrendos contra ellos”.

El Artículo 37 de la Constitución nicaragüense establece que no se puede imponer penas que de forma aislada o en conjunto sobrepasen los 30 años. Asimismo, permite excepciones al condenado en casos graves, crueles, degradantes, humillantes, de rechazo, indignación, inhumanas, entre otros.

A pesar de ello, no se modificó el Artículo 39 de la Carta Magna, el cual indica que “el sistema penitenciario es humanitario y tiene como objetivo fundamental la transformación del interno para reintegrarlo a la sociedad”.

Comparación con América Latina

En otros países de América latina, la cadena perpetua es aplicable a ilícitos como violación, secuestro, homicidio, asesinato, tortura, desaparición forzada, traición a la patria y partícipes de crímenes organizados. Pero también hay ciertas incoherencias o deficiencias en su sistema.

Tal es el caso de Argentina. Su Código Penal establece que la pena se aplica en homicidios agravados, abuso sexual consecuente con la muerte de la víctima, desaparición de personas vulnerables y las dos últimas antes mencionadas. Por otro lado, su Artículo 13 permite que puedan salir en libertad condicional tras 20 años cumpliendo determinados requisitos.

Situación similar sucede con Chile. Tras cumplir entre 20 y 40 años de prisión efectiva, los presidiarios pueden acceder a distintos beneficios para que le permitan salvarse por delitos como robo con violación, homicidio de funcionario en el ejercicio de sus funciones y antentar contra la seguridad exterior de la República.

En el caso de México, la prisión vitalicia existe únicamente en algunos estados. Por ejemplo, en el Estado de México se aplica en casos de feminicidio y violación; en Coahuila, por secuestros, homicidios de periodistas y policías, extorsión y asesinatos múltiples. Otros estados donde la permiten son Veracruz, Quintana Roo, Jalisco, Puebla y Chihuahua.

Con todos estos indicios, Nicaragua tendrá que regular bien lo establecido en su Código Penal para que la pena de cadena perpetua se pueda aplicar sin beneficios ni excepciones para los delincuentes.